mujer musica

Si supiéramos escucharnos…

Comparte:

El título que hoy asigno a esta columna, me suena y resuena en la mente, tan sólo lo veo dar frutos en sueños.

Escuchar… no es nada más parar oreja y responder a lo que me conviene, escuchar es ponerse en el lugar del otro para así, entablar un diálogo donde ambas partes (emisor-receptor) puedan dar sus puntos de vista, sentir, de pensar, sin sentirse amenazadxs o violentadxs por su forma de pensamiento.

Como mujeres nos ha tocado un lugar minoritario para opinar y dirigir nuestras vidas; en varios talleres que hemos compartido con las compañeras en las cárcel, es triste escuchar que nadie las escucha y más aún ser golpeadas por su silencio, ignorancia, sumisión, no entender o ver otra forma de vida sino a través de la violencia, que tiene en muchas ocasiones sus orígenes en el seno familiar.

Yo misma he sido partícipe de episodios de violencia en la familia, viví violencia psicológica, que hoy día me ha costado superar para valorarme y saber que no necesito de nadie, ni de un hombre, para valerme por mí misma. Muchas compañeras han dependido del esposo, del marido, del amante para sobrevivir.

Sin tan sólo nos supiéramos escuchar, el respeto, el diálogo, la convivencia en armonía serían aspectos que favorecerían el crecimiento de una sociedad justa, equitativa, libre de violencia porque ante todo se dignificaría la condición humana, hombre y mujer, no iguales físicamente pero sí en igualdad de oportunidades en la vida, de elegir y participar en todos los asuntos de la vida familiar, política, económica, cultural, social, ideológica, etc.

Pero siempre respetando todas las opiniones, escuchándonos, sin manejar un sexismo marcado que divide, un clasismo que crea conflictos entre etnias. Si tan sólo supiéramos escucharnos, el panorama desolador de nuestro país cambiaría, pero la palabra diálogo sólo se habla, no se practica y el escuchar sólo se dice en meras palabras llanas, si me conviene y si no te escucho a mi manera. Por ello, con gran tristeza me digo a mí misma, sólo en sueños veo un país mejor, quiero despertar de este sueño tan real que parece una pesadilla.

Invito a practicar el buen hábito de escuchar… hallarás muchas respuestas a tus interrogantes, escúchate a ti mismo y a quien tenga algo que decirte… escucha.

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: