carcel arbol (2)

“NADIE PUEDE SILENCIAR EL GRITO DE LIBERTAD”

Comparte:

*Carta abierta desde el Centro de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) número 5 de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

Por: Guadalupe Andrea Pérez Mendoza Sánchez

Mujer:

Los problemas podemos verlos como oportunidades en la vida, evaluar qué se ha hecho, qué queremos, que podemos cambiar para mejorar, no quedarnos en el pasado, seguir adelante en el presente aún cuando la sociedad, el Estado y otras instituciones nos condenen, para que cuando el futuro llegue, sea resultado de nuestro crecimiento personal.

A nosotras y a muchas compañeras de lucha por la reivindicacion de nuestros derechos, ya que hemos sido violentadas de muchas maneras y nos ha tocado un lugar relegado en la sociedad machista que aún impera en nuestros dias. Somos seres humanos en busca de igualdad ante tantas leyes injustas y la corrupción en cualquier instancia.

La misma sociedad orilla a que muchas mujeres caigan en la delincuencia o en acciones que a la moral no son permitidas sin poder hacer mucho para detenerse. Podrán seguir con un sistema de leyes inservibles pero a nuestras luchas y a nuestra voz no podrán silenciarla.

Somos mujeres fuertes, que a través de cada obstáculo hemos encontrado la fortaleza para salir adelante ante cualquier situación.

Somos madres que amamos inmensamente a nuestros hijos y cada una de nosotras eleva una plegaria para que ellos esten bien ante la imposibilidad de hacerlo nosotras mismas.

Somos libres, orgullosas de nuestros logros, aprendiendo de nuestros errores a traves de las vivencias, de otras compañeras tomamos el aliento necesario para deshacernos de toda atadura que nos inmovilice. El límite de tu imaginación lo determinas tú mujer, dueña y arquitecta de tu propia historia que se escribe cotidianamente a la luz del día y a la ceguera de las autoridades que no ven mas allá de las injusticias que suceden tanto en el campo como en la ciudad.

Mujer no te calles que nadie puede silenciar el grito de libertad que proclamamos en distintos puntos del continente y del mundo.

Deja huella a tu paso, preocúpate cuando no hablen de ti, esa será señal y pauta para redoblar esfuerzos, porque si hablan de ti es porque tus acciones son contundentes para aprender de nosotras mismas y de nuestra naturaleza humana y que lo que has hecho ha servido para que otras mujeres quieran ser libres como tú.

Algo acerca de mi

Me encuentro en búsqueda de la intimidad de mi ser, indago hacia mis adentros deseando encontrar el punto en donde comenzó mi propia historia; para comprender mis vivencias parto de las vivencias de las mujeres que se han cruzado en mi camino, amigas, compañeras. Las que cruzaron palabras conmigo en el taller, en la calle, en el trabajo, en la iglesia y ahora mismo en la carcel. La que me dio la vida, la que dio vida a los hijos de sus entrañas, la mujer amiga y consejera especial que cambió mi vida, que creyó en mi y buscó la manera de seguir con esta aventura de lograr mis sueños, las que ahora son mis asesoras y amigas, cómplices de este sueño de realizar mi tesis estando en la carcel. A tantas mujeres valientes, a todas y para todas las que existieron ayer y viven en nuestra memoria, las de hoy que impulsan momentos de gloria y las de mañana con las que juntas forjaremos nuestro destino en libertad.

FOTO: ADRIANA LESTIDO

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: