Imagen tomada de internet

La feminización de los casos de VIH

Comparte:

En Chiapas como en el resto del país cada vez son más los casos que se registran de mujeres con VIH. Esto puede tener diferentes lecturas, una de ellas, es que efectivamente cada vez más son mujeres que tienen el virus, o bien, ahora se están contabilizando.

En cualquier circunstancia lo cierto es que los casos de VIH en mujeres atraviesa una cuestión de género.

La vulnerabilidad de las mujeres de contraer la enfermedad incrementa por sus condiciones de vida: violencia, menos acceso a la información, dificultad para acceder los servicios de salud sexual y reproductiva, sexismo. El riesgo aumenta para las mujeres migrantes y trabajadoras sexuales.

En la mayoría de los casos quienes les transmiten el VIH a las mujeres son sus parejas estables con quienes se les es difícil negociar el uso del condón.

Muchas de las mujeres con diagnósticos de VIH son viudas y las que aún viven con su pareja mantienen arraigados los roles de género. Así los dos tengan la enfermedad quien se sigue haciendo cargo de los cuidados de la pareja es la mujer aún en detrimento de su propia salud.

El grado de vulnerabilidad de cada mujer depende del ejercicio de sus derechos. En el caso de una mujer indígena, por ejemplo, su vulnerabilidad aumenta desde que hay un porcentaje alto que no sabe leer y escribir, no hay información en su lengua, no tienen acceso a los servicios de salud, o la pareja, inclusive, no le permite el cuidado de su salud sexual y reproductiva.

El caso de las mujeres en condición de explotación sexual comercial también es preocupante, y es que aunque pueden llegar a tener la información e incluso utilizarla con sus parejas ocasionales, no lo hacen así con su pareja formal con quien regularmente tienen una actitud de sometimiento.

Las organizaciones civiles que trabajan con el tema a nivel nacional han hecho mucho énfasis en la necesidad de que cualquier programa enfocado a la prevención y atención del VIH debe de tener una perspectiva de género, si no es así está condenado al fracaso.

Tener acceso a los servicios de salud, el respeto al derecho a decidir sobre el propio cuerpo y tener información científica sobre el ejercicio de la sexualidad, son factores que evitarían la feminización del VIH.

 

Revista Enheduanna

,

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: