foto simone

LA AXILA RASURADA

Comparte:

Por: Dianne Padilla

Si viviera en el siglo XIX por supuesto que sería feminista. Esta frase la escuché de boca de una persona con formación universitaria, un posgrado y un gran corazón. Una mujer, liberada que les dicen, que ha tenido oportunidad de viajar al extranjero y que por el momento no contempla el matrimonio. Es decir, una mujer que vive su vida desde el privilegio, y no se detiene a pensar que más allá de que ella tenga un trabajo y una carrera que le permita prescindir desde su punto de vista de cualquier lucha o resistencia, la vida de la mayoría de las mujeres no es así.

¿Desde dónde hablamos cuando decimos que debemos buscar otro término, que no sea feminismo? Hablamos desde el privilegio, desde el miedo a las ideologías y a la historia, que nos hace temerle a ese término a pesar de lo mucho que le debemos. A pesar de que sabemos que hace referencia a una lucha histórica, a un conglomerado de movimientos sociales, de teorías que analizan y cuestionan el orden de opresión y discriminación que sufren las mujeres por razón de su género.

Para mí sigue siendo un término válido, el que mejor designa lo que deseo de este mundo, y los valores que quiero ver puestos en práctica en la sociedad, y en tanto no logre su cometido, no creo que debamos cambiarlo por otro. Aún así, nunca faltan las personas que sin conocer bien ningún feminismo, pero con una gran autoridad moral pregonan: Si lo que busca es la igualdad ¿por qué no llamarlo igualismo o humanismo? Son múltiples los ataques y las resistencias a un término que como dijera hace siglos Mary Wollstonecraft “es una apelación al buen sentido de la humanidad.» Una apelación a la que el buen sentido de la humanidad sigue poniendo un montón de objeciones…

Es decir, no importa que se trate de una palabra en todos los sentidos buena y que defiende una causa justa, el objetivo es hacerla neutral, para que no incomode a ese buen orden del mundo, que ya sabemos que como todo es subjetivamente masculino. Dice R. Rojas “Sí, sin duda, hay un problema. Hay un problema cuando un término quiere expresar determinado contenido y, sin embargo, quienes lo escuchan interpretan otra cosa. Si el mensaje no llega, entonces es que el término es inadecuado”.

O quizá el problema no es el término, sino el limitado punto de vista y la falta se empatía de quien lo interpreta. ¿Estamos seguras de que sabemos lo que es el feminismo y lo que expresa o lo estamos malinterpretando? A estas alturas, estoy totalmente convencida de que no se trata de una cuestión de lecturas ¿cabe conocimiento sin experiencia? Un hombre blanco heterosexual puede leer mucho sobre la opresión de la que son víctimas las mujeres, las minorías racializadas, puede leer sobre la discriminación a las identidades sexuales disidentes, pero jamás la experimentará. Por lo tanto su experiencia de esos fenómenos nunca será completa. Como hombre blanco de clase media no tiene clase, no tiene raza. No tiene género. Es una persona neutra. Y espera que todo el mundo que le rodea, lea el mundo como él. Sin matices. Sin diferencias. No sabe lo que es la opresión, pues nunca la ha vivido. Y por lo tanto debería saber que cuando habla de ella  lo hace desde una posición de privilegio, posición de privilegio que invisibiliza y calla a todo lo que no es como él.

Y todo lo que no veo, no existe y que es lo que no estoy viendo: no estoy viendo lo femenino, lo diferente, lo otro. Entonces el feminismo se convierte en un término molesto, porque desde ese punto de vista, lucha contra algo que no existe, en tanto que no me afecta a mí. Esas mujeres que mueren todos los días en manos de sus parejas, no las mata el machismo cultural, sino sus decisiones personales, entonces la pobreza y el rezago de las mujeres no es un problema estructural, sino una tragedia, y entonces las feministas somos unas ridículas, y el término feminismo un capricho, una frivolidad.

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: