lucía presentación

Enheduanna, nieta directa del sueño de Alaide Foppa

Comparte:

 

*Palabras de Lucía Lagunes Huerta en la Presentación de la revista Enheduanna, el 26 de noviembre en Tuxtla Gutiérrez.

Foto: Karina Álvarez

Desde que recibí la invitación participar en la  presentar de la revista  Enheduanna he estado pensado qué quiero transmitir de todo lo que esta revista significa para la sociedad chiapaneca y el país completo, y aunque pueda sonar exagerado, para el mundo,  sobre todo cuando en el planeta nos urge tener más espacios de reflexión, más medios periodísticos comprometidos con la democracia y los derechos a la comunicación de las mujeres.

Sin duda la elección del nombre de cualquier publicación implica la huella de identidad.  El nombre es la marca de vida que nos revela el mito de origen, las bases con las que nace y el camino que quiere andar la publicación.

Enheduanna recoge el saber de una escribana, poeta, cronista, compositora, astrónoma, sacerdotisa y princesa de Mesopotamia, nos trae al siglo XXI un personaje que desconocíamos y  que la gran mayoría de los cronistas  e historiadores han ignorado.

Así nace Enheduanna, poniendo luz en los rincones de oscuridad como buen proyecto periodístico.

Pero además, Enheduanna es la nieta directa del sueño de Alaide Foppa,  la periodista feminista que dio vida a la Revista más importante en la década de los 70 para el pensamiento y movimiento feminista.  39 años después de que el primer número de Fem viera la luz pública en el año 1976,  Enheduanna nace para seguir informando, desde el periodismo, el pensamiento y la acción feminista.

No es fácil tomar la decisión y asumir el reto de romper con el periodismo hegemónico, atreverse a colocar en el centro de la información la voz, el pensamiento, la creatividad, el legado y el  análisis de las mujeres.  Atreverse a mirar al mundo desde la otra mitad de la humanidad que ha sido ignorada por el periodismo tradicional masculino.

Enheduanna es también heredera de un legado de periodistas feministas, quienes hemos puesto nuestra palabra, nuestra pluma y ahora la computadora y las herramientas digitales a favor de la vida y la libertad de las mujeres, convencidas que con ello contribuimos  al mundo entero.

En estos momentos de crisis democrática, donde cada día vemos en los medios de comunicación más homogeneidad en los actores y temas que ocupan los espacios noticiosos y que casualmente son los agentes del poder;  en el que el hacha afilada pende sobre la cabeza de toda periodista  que busca sacar a la luz pública los abusos del poder, que nazca una publicación periodística elaborada por jóvenes periodistas, es un aire fresco que siempre se agradece y refresca a la sociedad.

Ocho jóvenes mujeres han sumado sus saberes para darle vida a esta revista que  inició en enero de este año en el mundo digital y decidió volverse impresa antes de cumplir el año, arriesgarse y dar el paso al mundo del papel, esperemos que este andar dure años y regresemos para conmemorar la vejez de la revista.

Este esfuerzo al que hoy hemos venido a celebrar debe ser acompañado por el compromiso de la sociedad para darle larga vida.

Es necesario acompañar a Enheduanna con la compra cotidiana, esa será su mejor respaldo no sólo para continuar como publicación exitosa sino como medio periodístico con lectoras y lectores comprometidos con ella.

El compromiso se ve reflejado en las suscripciones cotidianas para no dejarla sola a expensas de las negociaciones publicitarias gubernamentales.

Enheduanna también necesitará de los comentarios y reflexiones de quienes la lean ya sea en el papel como en el electrónico, sabernos acompañadas, leídas y retroalimentadas siempre es necesario para seguir inspirándonos en nuestro trabajo y no dejar que la monotonía nos consuma.

Agradezco la oportunidad de formar parte de esta historia, no sólo de quienes elaboran la revista sino de quienes hoy formamos parte de la comunidad de Enheduanna.

Larga vida para ustedes.

 

 

 

 

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: