MAMÁS

El amigo Alfredo. Cuando trabajas con amor la hipoacusia o la sordera en unx niña.

Comparte:

Escuché maravillas de Alfredo, un niño que nació con hipoacusia bilateral, y gracias al trabajo de su madre es independiente, habla, tiene una beca de estudios. Oír es la clave para el fenómeno de comunicación lingüística oral y escrita. La hipoacusia (disminución de la capacidad auditiva) y la sordera repercuten con gravedad en el desarrollo lingüístico y por tanto en las esferas familiar, social, educativa, laboral y humana.

La madre alentaba a trabajar arduamente con sus hijxs, lo que en principio causó empatía alrededor, luego de una hora… molestia en los egos maternales ajenos.

El niño en cuestión fue invitado junto con veinte niñxs más a recibir un aparato auditivo, al ser mayor de 9 años iría solo. El momento en que un niñx se enfrenta a su entorno, toma decisiones, es lo que como mamás nos muestra si estamos formando personas asertivas, sus fortalezas, debilidades y las nuestras.

Él sociable, platicó con otras personas; extrovertido, habló por micrófono en un concurso; él juguetón, en el momento protocolario en que escuchas las palabras del gobernador se puso a reír y a lanzar globos por el aire, no logró estar sentado. Él guapo, posó para la cámara, para coraje aumentado de ciertas mamás que escucharon las virtudes del niño por una hora, salió en la fotografía oficial de la Campaña Para oírte mejor, donde le fue entregado el aparato auxiliar auditivo.

Al regreso de Alfredo al Hospital Dr. Gilberto Gómez Maza, una madre se quejó: “su hijo es un rebelde, grosero, no sabe comportarse, en el camino de regreso vino peleando con mi hija”.

La mamá se me acercó preocupada ¿es verdad?, antes de escuchar mi respuesta dijo:

-Es que mi Alfredo no comparte, es hijo único. Luego si la niña lo venía molestando pues él se defiende.

Antes de responder le pregunté qué edad tenía la niña, y resultó pequeñita. Haciendo un panorama rápido de la situación le dije:

– Enséñele a respetar a las mujeres, y a tolerar a los más chiquitxs- vi su cara triste, escuché su empeño y continué-. Señora, como mamás educar a un hijo es la situación más complicada que se nos presenta. Aunque tenga el mejor modelo educativo en casa, existe el entorno, el temperamento y carácter del menor. La dificultad se incrementa si el niño  no escucha a los niveles que un normaoyente lo haría, por eso Alfredo grita al hablar. Con el uso del aparato auxiliar auditivo y terapia del lenguaje podrá modular su voz. Por otro lado, la rebelión y grosería de la que le hablan tiene que ver con el nivel de energía de su hijo, platique con sus maestras sin cuestionar, ni justificar para que la orienten. Por el evento no se preocupe, sirve como aprendizaje para su niño.

Me quedé pensando en el tema de la violencia contra de las mujeres no corregida a temprana edad, justificada; en la hiperactividad, en que quizás el niño tiene otros trastornos no diagnosticados o simplemente es activo. En Alfredo, niño feliz, extrovertido, sano, inocente, curioso, inteligente, poseedor de carisma, y gran sonrisa. Es buen niño, con una gran madre.

Por protocolo deberá asistir a terapia del lenguaje, audiología, psicología en donde resolverán las dudas acerca de la crianza del menor.

La amiga Nayeli

Nayeli es una niña hermosa de dos años de edad, su mamá tiene hipoacusia y presenta problemas del lenguaje. Cuando Nayeli nació en el Hospital Regional, su mamá no sabía que existía el tamiz auditivo, le realizaron el tamiz metabólico.

Meses después componían su casa, pero la niña no se levantaba con el ruido del taladro, ni los martillazos, ahí comenzaron sus sospechas y su búsqueda de atención médica. Le realizaron potenciales auditivos de tallo cerebral en donde resultó con hipoacusia severa bilateral por causa genética. En febrero solicitaron un aparato auxiliar auditivo dirigido a la Dirección de Atención Hospitalaria, con atención a la licenciada Susana Moreno, responsable Estatal del Programa TANIT.

La licenciada Susana apoya a las madres en el proceso de protesización y rehabilitación de los niñxs detectados con problemas. Difunde información del seguimiento que debe darse de manera sistematizada.

El TANIT es continuum, consta de tres etapas: identificación neonatal de problemas auditivos, diagnóstico e intervención. Para que sea efectiva la intervención deben instaurarse acciones en las que un equipo multidisciplinario, audióloga, pediatras, genetistas, especialistas en medicina preventiva, salud pública, sicología, terapia del lenguaje apoyen a las familias.

Cuando le pusieron el aparatito a Nayeli sonrió, abrió los ojos, me emocionó. Pensé que las oportunidades de comunicarse de manera oral y escrita serán mayores las que tuvo su madre. Me sentí feliz, por ella, por Samantha, por mí… simplemente feliz.

FOTO: NAYELI ESCUCHÓ POR PRIMERA VEZ. POR: KARLA BARAJAS.

 

Revista Enheduanna

, ,

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: