BASTONES

3 DE DICIEMBRE, DÍA DE LA DISCAPACIDAD

Comparte:

Por: Elizabeth Patricia Pérez*

La celebración anual, el 3 de diciembre, del Día Internacional de las Personas con Discapacidad tiene por objeto sensibilizar a la opinión pública sobre las cuestiones relacionadas con la discapacidad y movilizar el apoyo a la dignidad, los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad. También se propone promover la toma de conciencia sobre las ganancias que se derivarían de la inclusión de las personas con discapacidad en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

El tema del Día se basa en el objetivo del goce pleno y efectivo de los derechos humanos por las personas con discapacidad y su participación en la sociedad en igualdad de condiciones, establecido en el Programa de Acción Mundial para las Personas con Discapacidad, aprobado por la Asamblea General en 1982. En la Resolución 62/127 aprobada por la Asamblea General, de fecha 18 de diciembre de 2007, se decidió que el Día Internacional de los Impedidos, que se celebra cada año el 3 de diciembre, pase a llamarse Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

La población mundial cuenta actualmente con más de siete mil millones de personas. Más de mil millones (el 15%) viven con algún tipo de discapacidad, la mayor parte en los países en vías de desarrollo. Esto es, que una de cada siete sufre una discapacidad, más de cien millones de personas las cuales son niños, tienen cuatro veces más posibilidades de ser víctimas de algún tipo de violencia; 80% de las personas con discapacidad viven en los países en desarrollo; 50% no tienen acceso a la sanidad y enfrentan muchas barreras para que se las incluya en aspectos sociales clave.

A consecuencia de ello, no disfrutan del acceso a la sociedad de igual forma que otros, incluido en áreas como el transporte, el empleo, la educación, la vida política y social. El derecho a participar en la actividad pública es esencial para crear democracias estables, para una ciudadanía activa y para reducir las desigualdades sociales.

Promoviendo el fortalecimiento se crean oportunidades reales para la gente, se potencian sus habilidades y se les ayuda a establecer sus prioridades. El empoderamiento implica invertir en las personas -en empleos, salud, nutrición, educación y protección social-. Cuando ocurre eso, están mejor preparadas para aprovechar oportunidades, se convierten en agentes de cambio y pueden asumir con más preparación sus responsabilidades cívicas. Los subtemas para este Día Internacional en 2015 son: Hacer las ciudades inclusivas y accesibles para todos, mejorar los datos y estadísticas sobre discapacidad, e incluir a personas con discapacidad invisible en la sociedad y el desarrollo

A raíz de esta promulgación para la celebración y visibilización de las personas con discapacidad, aunados a los decretos de las diferentes instancias internacionales y nacionales como el de la ONU, la Ley General de las Personas con Discapacidad, la ratificación del convenio sobre los Derechos Humanos de las personas con discapacidad, y  PRONADIS entre otros, nos conduce a cuestionar el papel que desempeñan las instancias gubernamentales para que tales decretos puedan ser llevados a la práctica, que la realidad de miles de personas con alguna condición distinta al estándar o supuestamente “normales” se vean transformados en la aplicación de las mismas.

En el caso particular del estado de Chiapas a diferencia de otros como Yucatán, Baja California, Estado de México y Oaxaca por mencionar algunos ejemplos, no cuenta con una  Ley Estatal hacia las personas con discapacidad, lo único vigente por el momento en este tópico es la que se deriva a nivel nacional, esto presupone el poco interés que han tenido los diferentes gobiernos entrantes y salientes en la inclusión y erradicación de la discriminación de este sector.

El municipio de San Cristóbal por su parte, tampoco cuenta con una Ley municipal o un Reglamento municipal que vele los intereses y Derechos Humanos de las personas en situación de discapacidad, aún con el hecho que en la Convención sobre los Derechos Humanos de las personas con discapacidad decretada el 13 de diciembre del 2006, especifica que cada entidad y municipio tengan sus propias reglamentaciones a favor de este sector, puesto que cada contexto es distinto;  sin embargo, no por ello debe ser excluido al goce y disfrute a los Derechos Universales que toda persona posee independientemente de su signo de discapacidad.

La implementación de una reglamentación interna o de la Ley General, presupone un interés real que contempla la vinculación de diversos y diferentes sectores de la ciudad, que va desde el nivel empresarial, pasando por lo educativo, recreativo, cultural y social, donde la fecha 3 de diciembre no sólo sea el recordatorio de nuestra existencia o un Día de halagos en la que se señale la “admiración y tenacidad por sobrellevar una vida distinta que lucha contra toda una sociedad y sus barreras” en tanto que dicha fecha no existiese si no existiese la discriminación, el olvido y el aislamiento social y psicológico de un sector que tan sólo pide una oportunidad de ser escuchados, visibilizados e incluidos en una sociedad hostil.

*Psicóloga y Rehabilitadora Visual. Cel:9671189768

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: