DIABETES 2

En ascenso, diabetes en mujeres

Comparte:

Anaiz Zamora Márquez/Cimacnoticias

Identificada como una epidemia nacional, la diabetes es una enfermedad en ascenso entre las mexicanas y cuyo desarrollo está relacionado a las condiciones de desigualdad, pobreza y segregación que ellas enfrentan, factores que les impiden también acceder a atención médica y hasta costear el tratamiento.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2012 –año con las cifras más recientes– la diabetes cobró la vida de 43 mil 819 mujeres, representando 16.6 por ciento de las defunciones femeninas en ese año.

Un análisis de la Academia Nacional de Medicina advierte que no existe otra enfermedad que haya aumentado tanto su impacto en la estructura de la mortalidad durante las últimas tres décadas, ya que entre 1988 y 2012 la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad tuvo un incremento sostenido en mujeres adultas y adolescentes.

En las primeras se duplicó, pasando de 34.5 a 70.8 por ciento, lo que significó un ascenso de 1.5 puntos porcentuales por año. En las adolescentes la prevalencia combinada aumentó más de tres veces: de 11.1 a 35.8 por ciento, es decir, un punto porcentual cada año.

SIN CALIDAD DE VIDA

“Cata” es originaria de Oaxaca. Ella emigró al DF cuando tenía 16 años en busca de mejores condiciones de vida, pero la falta de estudios sólo le permitió desempeñarse como trabajadora del hogar con un horario que excedía las 12 horas diarias.

Al igual que la mayoría de las mujeres que trabajan y están sometidas a dobles o triples jornadas (debido a que deben dedicarse a su empleo y al cuidado del hogar), la alimentación de “Cata” era deficiente, aunque comía poco, su ingesta de calorías era elevada.

Hortensia Reyes Morales y Nelly Salgado de Snyder, investigadoras del Centro de Investigación en Sistemas de Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, exponen en un artículo que los estilos de vida dependen en gran medida de las condiciones sociales de las personas, ya que el contexto social, cultural y económico puede ser en sí mismo un promotor de riesgos.

Leer más: MUJERES Y DIABETES

 

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: