Y como dice el dicho, mujeres unidas jamás serán vencidas.

Las mujeres que no las han dejado gobernar en Chiapas

Comparte:

La paridad electoral obligó en las elecciones del 2015 en Chiapas a todos los partidos políticos a integrar a mujeres en las planillas de candidaturas a los Ayuntamientos Municipales. Todos lo hicieron y algunas ganaron, pero en la práctica ellas no están ni cobrando, ni ejerciendo el puesto.

Este es el periodo donde más mujeres están siendo parte de los Ayuntamientos de Chiapas, ya sea como alcaldesas, sindicas municipales o regidoras.

Según cifras de la Red por la Paridad Efectiva (Repare) quedaron electas 797 regidoras contra 562 regidores en los 122 municipios de Chiapas en las pasadas elecciones. Sin embargo ahora este número se ha invertido. Son más varones que mujeres debido a que muchas de ellas renunciaron a su cargo en el primer año de gestión y fueron suplidas por hombres.

Mujeres alcaldesas han renunciado o las han hecho renunciar de sus puestos: Oxchuc, Chanal, Chenalhó y Tila.

En otros casos, los menos denunciados y por ello también los menos visibles, las presidentas municipales o mujeres integrantes de los Ayuntamientos no están ejerciendo el cargo, solo están en el papel: Chamula, Malpaso, Reforma, Tecpatán, Amatenango del Valle, Oxchuc, San Cristóbal de las casas, Las Rosas, por citar algunos casos que han sido documentados.

La Sindica Municipal que sobrevivió a una masacre. Chamula

Todos los medios nacionales y estatales dieron por hecho que Narciso Lunes Hernández era el Sindico Municipal en San Juan Chamula porque en la práctica así era, aunque fuera su hija, Cristina Lunes Shilon la que fue electa.

Narciso fue asesinado junto al presidente municipal, Domingo López Hernández el pasado fin de semana en plena plaza de Chamula.

Por usos y costumbres las mujeres en Chamula, como otros municipios indígenas, no pueden ejercer cargos en el gobierno. Las regidoras que integran el Ayuntamiento tampoco están en funciones. Ninguna de ellas lo ha denunciado.

De acuerdo al portal de transparencia de Ayuntamiento de Chamula la síndica municipal gana 45 mil 540 pesos mensuales, un sueldo –que en teoría- es más alto que el del propio alcalde. De ese recurso Cristina no ha cobrado un peso. Narciso Lunes Hérnández, su padre, es quien ejercía el puesto y cobraba el salario.

La noche de este jueves 28 de Julio fue nombrado el presidente municipal de Chamula así como dos regidores. No hubo necesidad de cambiar al síndico porque se supone que es Cristina Lunes Shilon y ella sigue en el puesto, aunque solo sea en el papel. Así seguirá.

Las presidentas municipales que nunca pudieron despachar en su oficina. Chanal y Tila.

En los municipios de Chanal y Tila a las alcaldesas que fueron elegidas en las elecciones jamás las dejaron ejercer el poder. A seis meses  de haber tomado posesión, en Tila y Chanal las presidentas municipales renunciaron a su cargo y quedaron en su puesto los síndicos municipales. En ambos casos ellos eran los  candidatos antes de que se obligara a la paridad de candidaturas durante las campañas pasadas.

En la práctica nunca fueron ellas las que ejercieron como presidentas municipales, en ambos casos fueron ellos los que despachaban en la alcaldía desde que inicio la administración.

En el caso del municipio de Chanal, los diputados calificaron como de urgente y obvia resolución, la solicitud para separarse del cargo de presidenta municipal realizada por la ciudadana Olga Gómez López y derivado de ello, nombraron como nuevo presidente Municipal, a Javier Velasco Bautista, quien se desempeñaba como Síndico Municipal, y también esposo de la presidenta municipal que renunció al cargo.

En Tila sucedió algo similar.Fabiola Vázquez Ortiz dejó el cargo y el Congreso Local nombró  como nuevo presidente Municipal a Edgar Leopoldo Gómez Gutiérrez -quien se desempeñaba como síndico municipal.

La Ley Orgánica de los Municipios del Estado de Chiapas señala que no puede haber parientes hasta en tercer grado como integrantes de la misma planilla en una candidatura para los Ayuntamientos. Pero, en estos casos nadie impugnó así que se pudieron postular y ganar sin problemas.

“Tila y Chanal son un ejemplo claro de las artimañas que usaron los partidos políticos para simular el cumplimiento del mandato constitucional de paridad de género. Las esposas de quienes fueron los candidatos les sustituyeron en las planillas electorales y después de haber ganado las elecciones, pidieron licencia indefinida.

“Lo que está por investigarse también es por qué se permitió que los esposos de las candidatas ocuparan un puesto prominente en el cabildo y por qué si la Constitución local prohíbe el traspaso de poder entre cónyuges, parejas de facto y familiares hasta en tercer grado, se les permitió ascender tras las licencia de las alcaldesas” declaró Elva Narcía de la Red por la Paridad Efectiva (REPARE).

Las presidentas municipales que no las dejaron gobernar. Oxchuc y Chenalho.

 La coincidencia en los municipios de Oxchuc y Chenalho es que en ambos municipios las que ganaron las elecciones fueron mujeres e indígenas. Ninguna de las dos pudo ejercer sus funciones por las manifestaciones constantes de la población. Ninguna quería renunciar a su cargo, pero las obligaron. En el caso de Chenalhó, Rosa Pérez sigue luchando por recuperar su puesto.

María Gloria Sánchez de Oxchuc nunca pudo tomar posesión del cargo debido al conflicto que se desató en ese municipio por los resultados de las elecciones en donde resultó electa. Diferentes grupos señalaron irregularidades en el proceso de elección.

Sería la segunda vez que María Gloria asumiría la presidencia municipal. Su esposo, Norberto Santiz López también gobernó dos veces el municipio y juntos llevaban casi 15 años de cacicazgo en el lugar.

En Chenalhó no todo está dicho. Rosa Pérez dejó el cargo de alcaldesa porque el presidente de la mesa directiva del Congreso Local, Eduardo Ramírez y el coordinador de la bancada del PVEM, Carlos Penagos fueron secuestrados por habitantes que pedían la renuncia de la presidenta municipal.

El puesto de Rosa Pérez fue la moneda de cambio para que dejaran en libertad a los legisladores, que le dieron posesión a Miguel Santiz, quien había sido acusado de extorsión por la alcadesa. Denunció que le pidió dinero y obras para ejecutarlas y al negarse es que encabezó las protestas en su contra.

La sala superior del Tribunal Federal Electoral (Trife), con sede en la Ciudad de México, podría restituir los derechos de Rosa Pérez Pérez, como presidenta municipal de Chenalhó debido a la impugnación que ella presentó.

Rosa Pérez se ha negado a recibir otros puestos en el gobierno de Chiapas a cambio de dejar  su litigio para recuperar su cargo como presidenta municipal.

El Trife daría muy buena señal si decide restituirle sus derechos a la alcaldesa y el gobierno de Chiapas si hace valer el mandato, sino es así el mensaje que se estaría mandando es que basta secuestrar a unos legisladores para quitarle el gobierno a una mujer.

Violencia política en contra de las mujeres  en todas las regiones de Chiapas

En Oxchuc, a las regidoras plurinominales Alicia Santiz Gómez, Mercedes Gómez Sánchez y Sara Santíz López no se les ha permitido tomar posesión.

En Tecpatán, las regidoras María Bertha Castellanos, María Rosario Pérez Flores, Rosbita Mireya Mancilla Juárez y Patricia Santos han denunciados  que no se les convoca a las sesiones del cabildo y  que les han retenido sus sueldos.

En Amatenango del Valle, el esposo de la síndica Margarita González López, usurpó el cargo, y aunque es ella quien firma los documentos y quien acude a las reuniones en la capital del estado, es él, Domingo Díaz Cruz, quien ejerce las funciones de la sindicatura y cobra la mitad del sueldo según ha denunciado REPARE.

Elva Narcia asegura que la violencia política en contra de las mujeres no es privativa de los municipios indígenas y que hay caso en todas las regiones del estado.

Lo que falta por hacer…

sin mujeres

Para evitar que estos casos de violencia política en contra de las mujeres se siga dando es necesario  una mayor  y más sólida formación política por parte de las mujeres para que puedan identificar con claridad cuando son víctimas de ese tipo de violencia; conocer a fondo el protocolo para llevar antes las instancias correspondientes las denuncias señaló Elva Narcia.

Por parte de los y las legisladoras es urgente que unifiquen criterios y aprueben la iniciativa de ley sobre violencia política por razones de género.

La violencia política en contra de las mujeres es el reflejo de las condiciones de desigualdad de género y la necesidad de crear políticas públicas eficientes que ayuden a que todas las personas tengan las mismas oportunidades y se les garantice todos sus derechos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Revista Enheduanna

, , ,

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: