1378523_730526100297442_1838792758_n

FALTA DE INTERÉS EN LA EDUCACIÓN BILINGÜE

Comparte:

Dentro del marco del Día Internacional de la Lengua Materna, celebrado el 21 de febrero, proclamado por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en noviembre de 1999, la poeta zoque Mikeas Sánchez informó que en México existen 68 lenguas, pero son más de 300 si consideramos sus variantes dialectales, de las cuales 13 ubicadas en diversas partes de país están por desaparecer, como la Cucapá, Pápago, Qato`k, Kaqchikel, Ixil, Oluteco, Teko, Kiliwa, Awakateko y Ayapaneco.

mikeasEntrevistados para Revista Enheduanna, diferentes especialistas en el tema coincidieron en que existe desinterés en la educación bilingue. La poeta zoque indicó que una de las razones que las lenguas desaparezcan es por la falta de inversión en la educación bilingüe, ya que sólo se habla de una educación bilingüe disfrazada para cubrir una cuota ante organismos internacionales.

Además, señala la también locutora, que otras de las razones que conlleva a que dejen de hablar una lengua originaria, se debe a que los pueblos hablantes de estas lenguas tienen tal desconocimiento de la riqueza que representan al negarlas.

«Entre los zoques hablantes, en su mayoría es de vergüenza lingüística, por la condición histórica de discriminación que han sufrido. En lo personal, pienso que soy un caso aparte porque no reflexiono la lengua desde su sentido lingüístico o antropológico, sino desde la poesía y eso me ha permitido tener una valoración distinta», compartió la poeta.

Destacó que actualmente muchos se han revindicado su condición indígena y lo manifiestan a través de la música o la literatura, lo cual lo convierte en una imagen positiva de la lengua.

Por su parte, Orquídea Moreno, jefa de la unidad regional de Culturales Populares de  Chiapas,  del Consejo Estatal para las Culturas y las Artes (Coneculta-Chiapas), comentó que –como dicen los buenos lingüistas- en cada lengua hay una forma de ver y percibir el mundo.

La funcionaria abundó que existe una lejanía reflejada en la poca eficiencia que existe en difundir las lenguas maternas y no ver sus valores y estética representada en sus artistas que están en las vanguardias contemporáneas, como escritorxs y poetxs; y músicxs, como Zak Tzevul, La Sexta Vocal y Lumaltok, quienes considera tienen una trayectoria bien atinada y consolida a nivel nacional e internacional.

«Si fortalecemos la diversidad cultural a través de sus lenguas, estamos fortaleciendo el tejido social en el que habitamos», indicó.

Orquídea Moreno explicó que a nivel local hay muchas barreras en el entorno cultural, donde además hace falta propuestas inteligentes para apostarle a lo nuevo: «La vía estética es un excelente camino para conocer la diversidad cultural».orquidea

Enrique Pérez, director del Centro Estatal de Lenguas, Arte y Literatura Indígenas (CELALI), apunta que la disminución de locutores en lenguas indígenas es preocupante, porque lejos que se fortalezcan las políticas de la lengua en los medios de comunicación parece que hubiera una intención de reducirla: «Pone en riesgo la presencia de las lenguas indígenas en medios de comunicación, ya que a las comunidades las pone en desventaja ante la lengua mayoritaria que es el español».

Agregó que la Constitución consagra el derecho a los pueblos indígenas a usar sus lenguas en los medios de comunicación, por lo que sostiene que el estado mexicano tendría que repensar a través de sus instituciones cómo superar esta problemática.

Pese a ello, 21 radios comunitarias a nivel nacional sufrieron de recorte de personal a finales del año pasado, dos de ellas en esta entidad: Las Margaritas y Copainalá.

«El escritor y periodista, Mardonio Carballo, puso un amparo en contra del artículo 230 Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que realmente era un candado para permitir que las lenguas indígenas se pudieran usar en los medios de comunicación», dijo el entrevistado.

Sin embargo, apunta que la recuperación de la lengua tendrá que provenir necesariamente de la propia comunidad, ya que si a ella no le interesa seguir usando su lengua, ningún esfuerzo institucional que se haga tendrá éxito.

«Pese a que habitamos en el mismo estado, se da esta distancia de un pueblo originario y un mestizo. Ha habido una separación no sólo territorial, sino lingüística. Culturalmente, nos ha faltado aprender a conocer e integrarnos, y conociendo es como empezamos a respetarnos».

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: