centrodestacada

Centro Ecuestre, una experiencia extra ordinaria

Comparte:

Valeria Valencia

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.- Todo empezó como un sueño de niña, pero al pasar del tiempo se convirtió en una realidad gracias a la generosidad de Robert Usatch quien le dio la oportunidad a su hija de fundar el primer Centro Ecuestre de esta ciudad. Hoy, 3 años después, ofrece diversos servicios pero sobre todo la posibilidad de tener contacto con un animal extraordinario por su sensibilidad, inteligencia y capacidad de transmitir paz a lxs humanxs, como lo es el caballo.

Ubicado en el barrio Mexicanos, en la calle Canadá, este centro fue fundado en el 2012 con caballos que el propio Robert Usatch crió desde 1978, iniciando con una yegua y un macho de descendencia árabe con cuarto de milla. Desde entonces los cuidados de este enamorado de los equinos y las enseñanzas que heredó a su hija Sara Usatch, han nacido 58 crías distribuidos a lo largo y ancho de Chiapas “teniendo excelentes respuestas en las actividades y disciplinas a las que fueron asignados”.

Con la formación que desde su niñez recibió en Canadá, Sara aprendió las diferentes disciplinas en el deporte ecuestre que son el salto, el dressage y campo traviesa, que son las mismas que enseña a niñxs, jóvenes y adultos además de la equinoterapia que también ofrece como una alternativa a la salud física y emocional de niños y niñas con discapacidad.

“Mi papá me inició en todo esto y me enseñó todo el proceso: la crianza, cómo montar, cómo entrenarlos; él nunca estudió equitación pero sí conocía muchos aspectos y me enseñó una forma muy humana, sencilla y sensible de tratar a los caballos” relata la maestra de equitación.

caballo1

Su sueño de fundar un Centro Ecuestre en San Cristóbal se hizo realidad también con la ayuda de su padre, quien generoso de espíritu y en medio de una situación difícil, le dio esa oportunidad a su hija. “En 2011 me dice mi papá que lo habían diagnosticado con cáncer y le daban de un año a año y medio de vida, y entonces me dijo: comienza tú lo que siempre ha sido tu sueño, que era una escuela de equitación.

“En 2012 abro el Centro Ecuestre y curiosamente al año aparecen dos más, pero este es el primer Centro Ecuestre en San Cristóbal ya formalmente, porque había otras maestras dando clase de forma particular” cuenta.

Recuerda que inició con pocos alumnos pero al paso del tiempo se han ido integrando más. “Las clases las hago lo más dinámicas posible, y dependiendo de lo que la persona quiere porque hay muchos que vienen para quitarse los miedos, otros para buscar relajamiento y otros solamente para aprender a montar.

“Realizo todo el proceso, desde enseñar a montar y ensillar; con el tiempo cada alumno va por el caballo, lo cepilla, lo ensilla; ve si está de mal humor, cómo van a trabajar porque también si vienes de mal humor, el caballo lo percibe. Ellos son muy sensibles”.

Sara explica las razones de la efectividad de la equinoterapia: “El meneo del caminar del caballo les ayuda a lxs niñxs porque provocan una sensación en la columna parecido a cuando se empieza a gatear o a dar los primeros pasos, ese meneo ayuda a regenerar nuestro cuerpo porque manda la señal al cerebro de que ése movimiento hay que realizar”.

Cuenta que los caballos son tan sensibles que su sola respiración te relaja, por ello no sólo se trabaja con personas con discapacidad sino “con las personas que tienen una agenda de trabajo muy pesada y necesitan relajarse pero un masaje no les funciona, entonces salir al campo y escuchar el respirar del caballo y sentir el movimiento, te disminuye el estrés”.

Sara comenta que las personas acuden a ese centro por diferentes razones: hay quienes aprender porque su deseo es viajar a caballo y ella les enseña todo ese proceso: “se va enseñando qué come un caballo, cuánto tiempo debe correr, cuánto puedes montarlo y cuándo caminar con ellos”.

centroecuestre2

Los beneficios del contacto con este animal son múltiples, afirma, desde la relajación hasta la curación de males más graves. “En militares jubilados curan los trastornos a través de la terapia equina; es increíble, pero sólo estando con ellos puedes sentir la paz que te transmiten” menciona Sara.

Otros beneficios son que mejora el tono muscular, facilita el equilibrio, incrementa la elasticidad, agilidad y fuerza muscular, favorece la localización en el tiempo y en el espacio, aumenta la autoestima, permite trabajar la coordinación o la disociación de los movimientos, estimula la comunicación y el lenguaje, favorece el respeto por los demás y por los animales, aumenta la capacidad de adaptación a nuevas experiencias vitales.

El Centro Ecuestre recibe alumnos desde 3 años de edad hasta adultos. Hay horarios en la mañana y en las tardes y los fines de semana. Ofrece también la posibilidad de excursiones escolares y de celebrar cumpleaños al ser un espacio amplio donde la naturaleza se deja querer muy bien.

Mayores informes al 967 115 68 16 o al FB: Sara Usatch.

centroecuestre ultima

Fotos: Valeria Valencia

 

Revista Enheduanna

,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Centro ecuestre una experiencia extraordinaria | Chiapasparalelo - 5 enero, 2016

    […] Valeria Valencia/ Revista Enheduannna  […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: