CALIDOSCOPIO-DOS

Caleidoscopio celebra su tercer aniversario

Comparte:

El lugar es una casa tradicional zoque hecha de adobe y techumbre de teja. Tiene una amplia sala, un corredor y un patio. Es tal vez de las pocas viviendas que sobreviven en esa zona del centro de Tuxtla Gutiérrez con esa tipología arquitectónica. Está pintada de azul y en la parte de afuera tiene un pequeño letrero que dice: “Caleidoscopio Galería-Taller”.

Caleidoscopio es una de las dos galerías de arte que existen en Tuxtla Gutiérrez. En contra de la mayoría de los pronósticos adversos que no le daban ni siquiera un año de vida esta galería festejó este Sábado 07 de Noviembre su tercer aniversario.

Para celebrar se realizó una exhibición artística y una fiesta de “traje” en la que se pidió a la ciudadanía  colaborar con este lugar autogestivo con la donación de diferentes artículos.

La Galería-Taller también cuenta con una sala de lectura.

La Galería-Taller también cuenta con una sala de lectura.

El mantenimiento del espacio es casi una hazaña. Sostener una galería en Tuxtla Gutiérrez, en  donde se prefiere comprar jarrones o cuadros que se realizan  en serie en tiendas departamentales que arte local no es nada fácil.

Luz Martínez, una de las fundadoras y actual directora de la Galería Caleidoscopio cuenta que el espacio nació de la necesidad que tenían los propios artistas por dar a conocer su obra.

El proyecto fue creado por cinco artistas chiapanecos, en el transcurso de estos tres años se fueron tres y se quedaron: Luz Martínez y Juan Betanzos.

Luz Martínez, fundadora y directora de la Galería-Taller Caleidoscopio.

Luz Martínez, fundadora y directora de la Galería-Taller Caleidoscopio. Foto: Karina Álvarez/ Revista Enheduanna. 

“Era difícil exponer en otros lugares. La galería del Jaime Sabines estaba casi que reservada para los amigos de quien estuviera en las instituciones o para los llamados artistas consagrados. Se necesitaba otro espacio para exponer y vender la obra” dice la creadora y gestora cultural.

Caleidoscopio se ha convertido en el lugar donde han encontrado cabida creadores jóvenes que buscan una oportunidad de dar a conocer su trabajo, pero también de profesionalizarse.

La sala de la casa es utilizada como galería; el corredor y el patio sirven para que niños y niñas se inicien en las actividades artísticas de la mano de Luz Martínez, quien es la maestra de pintura. En este mismo lugar ofrecen talleres  artistas tanto de Chiapas como de otros estados de la república a las y los creadores de la entidad.

Luz está consciente que el trabajo de Caleidoscopio también es la formación de público que aprecie las expresiones artísticas de ahí la ubicación del lugar.

La galería está ubicada en la sexta poniente entre segunda y tercera sur número 331, en el centro de Tuxtla Gutiérrez. En una zona donde hay un supermercado, tiendas comerciales y algunas casas habitación. Los fundadores buscaban estar cerca de las personas de a pie, acercar a la ciudadanía las expresiones artísticas, que el arte fuera parte de su cotidianidad.

Caleidoscopio es un lugar de encuentro para las y los jóvenes creadores, un sitio en donde saben que llegan a puerto seguro; un espacio que está formando público para la expresiones artísticas, su permanencia es algo que Tuxtla debe de festejar y ayudar a conservar.

Esa casa tradicional zoque ya no debe de tener un letrero pequeño que diga “Caleidoscopio Galería-Taller”, sino un rotulo con letras grandes que señale: “Aquí se construye y se comparte el arte. No es necesario tocar la puerta, está abierto. Bienvenidxs a Caleidoscopio Galería-Taller”.

 

 

Revista Enheduanna

,

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: