Foto_2-3

Adéle y la chica de las mechas azules

Comparte:

Muchas personas han escuchado la canción «Mujer contra Mujer», cantada por Ana Torroja y Martha Sánchez, y creo que más de una no se salva de haber vivido o experimentado una relación lésbica, un amor que se alimentó de la amistad pero provocó que dos mujeres despertaran sus deseos y mezclaran el sentimiento en un amor de pareja.

Pese a ello, existen miedos alimentados por el seno familiar, por las prácticas religiosas y por los dedos de los ciudadanos que condenan a quienes «aman de forma diferente», porque no «encajan», pero ¿a quién le importa?

Vamos, si te interesa tu amiga más de lo que podría ser, y dudas de tu heterosexualidad y tienes miedo ¡relájate! no pasada nada, bueno quizás sí, ahora sabes qué quieres, quién quieres, qué quieres de ti, qué eres.

Por ello, me permito compartirte algunos comentarios sobre la película «La vida de Adéle» -por aquello si eres primeriza, si apenas estás saliendo del clóset-.19534679_20131002112655787

Este filme fue dirigida por Abdellatif Kechiche obtuvo en 2013 el Premio de la Palma de Oro en Canés, y se basó en la novela gráfica “Le bleu est une couleur chaude” (El azul es un color cálido) de la escritora Julie Maraho; fue y protagonizada por Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux.

Esta película causó revuelo, ya que la historia aborda la relación lésbica entre una pintora y una jovencita de 17 años a quien le gusta leer.  Abdellatif Kechich hace que el espectador se introduzca en la piel de lxs personajes, ya que a través de primeros planos nos recrea esa atmósfera y a la vez nos hace testigos del amor que ellas desarrollan.

Si bien, los expertos indican que la adolescencia es la etapa donde se presentan dudas sobre la sexualidad y se redescubre el ser humano, esta cinta muestra como esta condición se da de manera natural, aunque un porcentaje de ese índice se cuestiona por qué se sienten atraídos hacia alguien de su mismo sexo.

El tabú y la “moralidad de la sociedad” se reflejan en este drama que dura 180 minutos, así como la comida que es factor principal de vivencia del ser humano. El director se encargó de darle naturalismo a esta historia ya que refleja la vida cotidiana y nos muestra los miedos de las personajes, así como sus preocupaciones y sueños; sobre todo,  el acto sexual que ellas tienen durante 10 minutos, escena que fue criticada por los cinéfilos ya que cuestionaban si convirtió en pornografía la vida íntima de las personajes.

Adéle, disfruta leer y analizar obras literarias, y en un diario plasma su cotidianidad. En cierta ocasión comienza a tener presión de sus amigas ya que ellas consideran que está en edad para enamorarse y tener su primera relación sexual. Ella, inquietada por los comentarios, acepta salir con un chico, sin embargo,  en la calle ve pasar a una chica de mechones azules y le llama la atención.

Pese a que tiene su primera relación sexual con su “novio”, no se siente satisfecha. Pasan algunos días, y una compañera de clase la besa, situación que provoca que ella comience a dudar de su heterosexualidad.

Las críticas de sus amigas, así como compañeras de clases al llamarle “lesbiana” la ponen en una situación controversial, pero a  pesar de los malos momentos y por azares del “destino” decide vivir una relación amorosa con la joven pintora.

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: