huapango destacada

¡VAMOS A BAILAR HUAPANGO!

Comparte:

Por: Ana Victoria C. S

Las tradiciones son lo que caracteriza y lo que da identidad a un pueblo, a un país; dentro de los sones característicos de México, existe uno que conjuga con gran presencia la poesía en décimas por voces de campesinos y emigrantes, el zapateado y las topadas, un jolgorio de controversia entre dos trovadores y músicos que actualmente dura hasta 12 horas; me refiero al género del Huapango Arribeño que se origina en el noroeste de Guanajuato, Querétaro y la zona media de San Luis Potosí.

Es así que les comparto una de las tantas experiencias con el Huapango Arribeño que han marcado mi ser, sintiendo la otredad y el sentido de la identidad.

La fiesta se realizó en San Martín Tepetlixpan, localizado en Cuautitlán, Izcalli; uno de los municipios del estado de México. Evento a beneficio del 33 festival del huapango arribeño de Xichú que dará inicio del 29 de diciembre del 2015, llevándose a cabo una topada que empieza el 31 de diciembre para acabar el 1 de Enero.

Ya daban las 9 de la noche y la gente seguía llegando, las señoras con sus señores, los jóvenes y los adultos mayores. Comenzó la música para dar vuelo al baile con la bota, la zapatilla y el huarache; don Julián, bailador de toda su vida, zapateó desde el inicio hasta el amanecer y como diría él mismo: bailar es mi necesidad de expresar lo que siento en el corazón.

Las voces, las guitarras huapangueras, los violines, las palabras y el zapateado encendieron la llama de la tradición.

Los acordes empezaban

y el violín se hizo presente,

iba llegando más gente

mientras otros zapateaban;

“El aguanive” tocaban

con un estilo de azteca

hermano de la mixteca

en jolgorio musical,

quien dio inicio al festival

fue la Nostalgia Huasteca.

La segunda agrupación

subió para dar batalla,

crearon emoción que estalla

con el baile y la canción.

Tocando de corazón,

sentimos viento montano

conjugándose lo urbano

“fandanguito y tortolita”,

disfrutarlos nos incita

el vivaz Gorrión Serrano.

huapango

Un festín de tradición

música, palabra y canto,

más que llevar al encanto

hay conciencia y reflexión.

De Xichú bajó un León

para hablarnos de la tierra,

de lo que aquí se soterra…

 

Don Guillermo el trovador,

Doña Chave con fulgor

Y los Leones de la Sierra.

 

La noche se iba alejando,

música hasta la alborada

siguiendo con la versada

y todavía zapateando.

El fin ya se iba acercando

junto a grandes huapangueros,

conocedores viajeros

de la palabra y su son,

con el ritmo y la emoción

continuaban Los Trineros.

 

Mónica, Tulia y Patricia

son briosas guanajuatenses,

orgullosas xichulenses

forman un trío que propicia

a gozar de la noticia,

porque éstas tres hermanas

han luchado cual troyanas

por mantener la tradición,

femenina agrupación

Las Palomitas Serranas.

 

Puebla, Puebla. 24 de Noviembre 2015

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: