feminicidio destac

Se duplican muertes violentas de mujeres en 2016

Comparte:

San Cristóbal de Las Casas, Chis. La fundadora del Colectivo de Mujeres de San Cristóbal (Colem) Martha Figueroa dio a conocer que la cifra de muertes violentas de mujeres se está duplicando ya que, en lo que va del 2016, esa instancia civil lleva registradas 40 muertes violentas, cuando el año pasado a estas mismas fechas, se registraban 27.

Según registros del COLEM el 6 de abril de 2015, se habían registrado 27 muertes violentas y al 7 de mayo de ese mismo año, 36. El 2 de abril de 2014 se registraron 24 muertes violentas y ese año cerró con 69, mientras que 2015 cerró con 123 muertes violentas. Al 22 de abril la Procuraduría tenía consignados 28 feminicidios, lo cual refiere que este año rebasaremos las cifras del 2015, consideró.

En Chiapas, los municipios que más reportan feminicidios son Tapachula y Arriaga, siendo la región Costa en la que están siendo asesinadas más mujeres.

No obstante, Figueroa Mier señaló que una sola muerte es suficiente para que los gobiernos tomen medidas para prevenirlas, pero en el caso de Chiapas nada se ha hecho para presionar al gobierno federal a que implemente la Alerta de género y recordó la respuesta que diera la presidenta del Consejo Nacional  en 2014 cuando se solicitó para Chiapas. “La directora del Conavim dijo que 156 muertas no alteraban la paz social por lo que rechazó la implementación de la alerta de género en ese momento”.

La litigante feminista explicó que “muertas violentas” se considera a todas aquellas NO ocurridas por muerte natural y según el Protocolo de la ONU sobre la violencia contra la mujer “Toda muerte que no ocurre por muerte natural debe ser investigada hasta descartar que haya sido feminicidio”.

Ante ello, en las estadísticas que realiza el COLEM –mediante notas periodísticas y datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado- se incluyen los suicidios, los accidentes –ya sea en vía pública o domésticos- o las de aquellas mujeres encontradas en lugares como barrancos o cisternas porque según la abogada feminista “¿Cómo sabemos que no las mataron y luego las fueron a tirar?”.

Desde su punto de vista, también las mujeres que mueren por violencia obstétrica –y por tanto es una muerte violenta- debería ser considerado feminicidio ya que el sistema de salud no garantiza la salud ni la vida de las mujeres, sin embargo no está aún penalizado como tal.

 

ni perdon

Esta alarmante situación tiene su razón en el hecho de que el gobierno del estado no ha dado muestras en reforzar las pocas instancias que existen para erradicar o prevenir la violencia contra las mujeres o en otros casos las ha desaparecido.

Un ejemplo es la Secretaría para el Desarrollo y Empoderamiento de las mujeres; esta instancia tiene como objetivo: Coordinar, promover, definir, ejecutar, dar seguimiento y evaluar las políticas públicas transversales dirigidas al empoderamiento: social, económico, político y cultural de las mujeres en el Estado de Chiapas.

El caso de los Consejos Municipales para garantizar el acceso a las mujeres a una vida libre de violencia, de los 122, sólo el de Tuxtla Gutiérrez está funcionando, el de San Cristóbal según la abogada, no han convocado desde la nueva administración a sesión pública y ni siquiera se sabe quién lo encabeza.

Los PROGRAMA DE APOYO A LAS INSTANCIAS DE MUJERES EN LAS ENTIDADES FEDERATIVAS (PAIMEF), según la abogada cuando inició esta administración habían en función seis y ahora ya no hay ni uno. El PAIMEF es un Programa del Gobierno Federal operado por el Instituto de Desarrollo Social (INDESOL), que se inscribe como una respuesta específica para promover la formulación e implementación de políticas públicas a nivel estatal en la prevención y atención de la violencia contra las mujeres, y en su caso hijas, hijos y personas allegadas; con base en un marco conceptual y de actuación sustentando en la promoción de los derechos humanos con perspectiva de género.

En el caso del Consejo Estatal para la atención y erradicación de la violencia contra las mujeres, “al parecer también dejó de funcionar porque no se sabe nada de su funcionamiento”. El otro elemento de gravedad que señala la abogada, es que ya sean recursos federales, estatales o municipales –dependiendo la instancia- continúan llegando, pero nadie sabe en qué se ocupan.

Actualmente, no hay campañas masivas para prevenir la violencia contra las mujeres, apunta, y el único avance que se ha registrado gracias a la insistencia de colectivas, es que la Procuraduría estatal a través de las Fiscalías, está otorgando órdenes de protección a las mujeres que lo solicitan por padecer violencia, venga o no de su pareja.

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: