Foto: Roberto Ortíz.

En Tuxtla salen a gritar su Orgullo LGBTTTIQ+

Comparte:

Desde los balcones de la presidencia municipal de Tuxtla Gutiérrez salió la bandera del arcoíris. El enorme estandarte fue entregado por las y los integrantes del gabinete encabezados por la alcaldesa interina, Karla Burguete Torrestiana, a la comunidad LGBTTTIQ+, que llegó hasta el Ayuntamiento como parte del recorrido de la caravana, que se organizó el sábado por la mañana para celebrar el mes del orgullo gay.

La caravana, que en su mayor parte fue motorizada debido a la contingencia sanitaria, salió del parque de la mujer soldado en la parte oriente norte de la capital, y literalmente, atravesó toda la ciudad ya que concluyó hasta el parque cañahueca.

El contingente, que formó una larga fila de carros alegóricos, automóviles, motocicletas, bicicletas y hasta personas a pie, fue difícil de cuantificar debido, precisamente, a los diferentes métodos de transporte que se usaron. Pero, para darse una idea basta decir que la vanguardia de la caravana había hecho su primera parada en el parque central cuando todavía había carros incorporándose a la avenida central en la zona oriente.

La marcha del Orgullo Gay y Trans, que se realiza en junio, es diferente a otras movilizaciones de esta misma comunidad porque en esta ocasión tiene un ánimo más festivo que político. Aunque el solo hecho de salir a las calles reconociendo su identidad y mostrándola a las y los demás es una forma de manifestarse, de revindicar sus derechos, de gritar su pertenencia al lugar que habitan.

Foto: Roberto Ortíz.

La mayoría de las y los participantes eran personas jóvenes, pero también había una que otra persona entrada en años  y hasta un par de adultos mayores, que tal vez jamás pensaron el vivir esto, el poder salir a las calles, tomarse de la mano con su pareja en público, manifestar su orgullo.

En el parque central se hizo una parada, y  llegar hasta el edificio del Ayuntamiento, donde ya estaban en los balcones parte del gabinete municipal encabezados por la presidenta municipal de Tuxtla, Karla Burguete Torrestiana. Cuando se acercó el contingente extendieron una bandera del arcoiris de seis metros, que más tarde entregaron a quienes participaban en la caravana.

Bajo la mirada del prócer Tuxtleco, Joaquín Miguel Gutiérrez, mujeres trans reclamaron su derecho a gritar quiénes son, no lo hicieron mediante consignas o protestas, lo manifestaron bailando y cantando afuera del edificio del Ayuntamiento de la ciudad. Su cuerpo fue el que habló.  También parejas jóvenes se besaron y hubo un pronunciamiento de parte de David Vásquez, de la Red por la Inclusión de la Diversidad Sexual en Chiapas.

El activista, acompañado de otras y otros integrantes de la red como José Eliezer Esponda y Norma Dilery, mejor conocida como Tevea, recordó los crímenes de odio en contra de la comunidad trans y gay, que se han dado en Chiapas. La falta de oportunidades para esta comunidad, que sigue siendo discriminada.

Antes de seguir con su recorrido, entregaron a la alcaldesa la agenda por la diversidad sexual. Esta fue la primera vez que un gobierno en Tuxtla Gutiérrez expresa de manera abierta su apoyo al movimiento LGBTTTIQ+. Jamás se había visto algo así en Chiapas. También la Secretaría de Salud del Estado por medio de la Coordinación Estatal del VIH apoyó la caravana con brigadas de salud.

La caravana partió para seguir con su recorrido, un centenar de jóvenes se cubrieron con la inmensa bandera que continúo  por toda la avenida central, que por ser sábado lucía poco transitada. Las personas y hasta familias completas  que salían a ver el amplio contingente tenían las reacciones más diversas, desde quienes saludaban con efusividad a los que iban en la marcha hasta quienes los miraba con desdén. Algún día…algún día todas las personas entenderán que el amor es amor, que el ejercicio de la sexualidad, siempre y cuando sea consensado, debe de ser libre, y que la práctica de los derechos no tiene que ver ni con sus prejuicios ni su opinión.

Tuxtla Gutiérrez no fue el único lugar donde la comunidad LGBTTTIQ+ salió a gritar su orgullo también lo hicieron en Comitán, Tapachula, Palenque, San Cristóbal de las Casas, Tonalá y Huixtla. Este lunes hay programadas marchas en Cintalapa y Mapestepec.

En la mayoría de estos municipios es la primera vez que se organiza una marcha, Pareciera que la pandemia dejó una gran lección, que la vida es corta, muy corta para vivirla en un clóset, para no salir a gritar con orgullo lo que cada quien es…ojalá y pronto todas las personas lo entiendan y respeten. Hay que apurarnos.

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: