seguridad-publica

¿Por qué queremos la renuncia del secretario municipal de seguridad pública en Tuxtla?

Comparte:

El Secretario de Seguridad Pública Municipal, Francisco Santos Hernández hizo una declaración a la prensa la mañana de este lunes sobre el caso de la joven –en algún momento él mismo había señalado que era menor de edad- que fue atacada sexualmente el pasado fin de semana.

El funcionario municipal dijo a diferentes medios de comunicación que todavía faltaba aclarar qué había pasado en este caso porque ella “ingería bebidas alcohólicas y salía en distintos horarios”.

Al hacer este tipo de declaraciones, Francisco Santos Hernández juzgó a la víctima, puso en entredicho su denuncia, la revictimizó, vulneró sus derechos humanos, no protegió sus datos personales.

Además de que este tipo de declaraciones y el mal manejo que hubo en todo este caso, inhibe la denuncia, pone en riesgo a las mujeres, le da “argumentos” a los violadores y feminicidas, legitima la violencia machista.

La primera reacción del gobierno municipal fue negar que había hecho tales declaraciones el funcionario, pero el audio de la entrevista también se difundió en distintos medios así que por la noche la  la propia dirección de comunicación social hizo llegar a diferentes medios y periodistas la carta de disculpa de quien firma como encargado de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública.

Hay algo que se llama el ciclo de la violencia de género, las fases son: acumulación de tensión, explosión y reconciliación y de ahí de nuevo. Este ciclo, se supone que regularmente se da entre parejas y juega en contra de la mujer porque debido a la última etapa de “luna de miel” es que deja pasar las otras fases. Este caso pone en evidencia que también el ciclo de la violencia pasa entre la ciudadanía y sus autoridades. ¿Una disculpa y ya nos olvidamos de todo? ¿Es suficiente? ¿Una disculpa convierte de la noche a la mañana a este mal funcionario en alguien capaz de desempeñar sus funciones?

Las disculpas del funcionario no son suficientes, se necesita, queremos su renuncia. Una sanción ejemplar que le diga a todas y todos los funcionarios públicos de los distintos niveles que los derechos de las mujeres están tutelados por las autoridades, no que están siendo vulnerados por estas propias instancias.

El exigir su renuncia o despido no es una exageración, no es un capricho, es tan solo lo mínimo necesario para creer que lo del respeto a los derechos de las mujeres en Tuxtla Gutiérrez va en serio.

Conozco y reconozco el trabajo que hace y ha hecho durante varios años la titular de la Secretaría Municipal por la Igualdad de las Mujeres, Enriqueta Burelo, pero lo que hace está área será en vano si el resto del gobierno municipal no ve el asunto de género como algo transversal, si no interiorizan el tema, lo asumen como algo propio.

Cada día, cada hora que pasa sin que la renuncia o el despido de este mal funcionario llegue lo que hace es gritarnos en la cara a las mujeres de Tuxtla que cualquier funcionario puede vulnerar nuestros derechos y que no será sancionado.

Lo peor de la violación a los derechos humanos es la impunidad, y lo que está haciendo el gobierno de Fernando Castellanos Cal y Mayor al no despedir al secretario de seguridad pública municipal es dejarlo impune. ¡Qué terrible mensaje! Debemos de romper el ciclo de la violencia.

 

 

 

Revista Enheduanna

, , ,

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: