PalabrasArte

Comparte:

PalabrasArte

El arte de abrazar con palabras

Por: Julieta Torres*

Hace aproximadamente 2 semanas tuve la dicha de que me invitaran a participar en un nuevo y hermoso proyecto de mujeres. Mi corazón saltó de alegría al saber que tendría un espacio para compartirme con los demás, un espacio en el que podría por medio de mis palabras abrazar, compartir, crear, jugar y apapachar.

Es momento de que las mujeres tomemos los lápices, las plumas, los pinceles, los instrumentos musicales, los micrófonos y pasemos al frente a decir lo que tenemos que decir; a cantar los cantos sagrados y olvidados, a escribir los conjuros , a pintar de mil colores a nuestra amada Madre Tierra.

El hermoso título me ayudó a encontrarlo Emilio Lome, mi compañero de camino desde hace ya 14 años. Mi idea es compartir con ustedes lo que me ha apasionado desde niña; esta mágica y aparentemente invisible relación entre el cielo, la tierra y nosotros.

La manera como nos influye o determina ciertos estados de ánimo y situaciones las fases lunares por ejemplo, o los momentos de la tierra; tomar consciencia de que lo que sucede allá afuera, sucede dentro de nosotros. Nuestros ancestros y muchas de las llamadas tribus de la tierra lo sabían y no sólo lo sabían sino que vivían en armonía y acordes a esta relación con el cielo y con la tierra.

Creo que poco a poco podremos recordar esta conexión, este vínculo para recuperar la armonía, la paz y la sanidad.

Decidí iniciar esta columna el día de hoy martes 16 de junio, ya que hoy entró la Abuela Luna en su fase Nueva y es el momento de sembrar o pedir lo que queremos.

Así que iniciaré hablando un poco acerca de esta hermosa y luminosa esfera que brilla por las noches en el cielo a la cual yo llamo Abuela Luna; la cual se encuentra en su fase nueva. Este ciclo implica la oscuridad máxima del vacío y la gestación, de modo que las sombras son nuestras aliadas y nos protegen para lograr nuestros objetivos.

Esta fase de la luna corresponde a la carta de tarot de Osho que representa el vacío. También a la energía del cero.

Es un estado de pre existencia, justo el momento anterior a la creación.

Así que este es el momento ideal para pedir. Cuando pedimos debemos estar seguros de que nuestras peticiones se van a cumplir. Hay que creer que los sueños se vuelven realidad.

La realización de nuestros sueños es un acto de confianza y amor absolutos, producto de la idea de que no hay nada que me impida lograr mis objetivos.

Suerte con su siembra.

 

* Comunicóloga, terapeuta y arte educadora, lleva 15 años investigando y compartiendo la sabiduría de los rituales lunares y la sanación ancestral indígena de México.  Imparte el taller “Rituales para Sanar el Alma Femenina” y es co autora del documental que lleva el mismo nombre.

 

 

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: