Otro modo de ser

Comparte:

Sobre el registro de la medicina tradicional

Cada vez que me enfermo –es más seguido de lo que cualquiera quisiera- recuerdo a la abuela de una gran amiga que tenía un remedio para cada mal. Las mujeres han tenido a bien guardar el conocimiento ancestral de la medicina tradicional.

La abuela de esa amiga ya falleció es una lástima que todo su conocimiento no haya sido registrado.

Hace unos días compartí en este sitió la reseña de un libro que me encanta, y que por eso trato de difundir en donde sea que puedo, es un texto que ya había escrito anteriormente, pero que se me hace de mucha utilidad.

Es una investigación realizada sobre etnobotánica en las comunidades de Copoya, El Jobo y San José Terán realizado por María Antonieta Isidro Vásquez.

En ese estudio se divulga el uso medicinal de alrededor de 114 especies que se dan en Copoya, en el Jobo son 109 y en San José Terán 55 especies.

La primera vez que difundí la reseña muchas personas preguntaron por el libro, la propia autora comentó en ese entonces que ya está agotado. Es una lástima que no lo haya reeditado aún.

En la biblioteca digital de la Universidad Autónoma de México (Unam) hay  un micrositio dedicado a la medicina tradicional que está compuesto por: un diccionario enciclopédico de la medicina tradicional mexicana, una sección de varios artículos sobre la medicina tradicional de los pueblos indígenas de México, un atlas de las plantas de la medicina tradicional mexicana y un índice de la flora medicinal indígena de México.

En este sitio puede encontrar remedios naturales para cualquier mal que se le ocurra tener. De la más simple a la más complicada. Hay remedios para males, que hasta ahora no son reconocidas como enfermedades, y se siguen llamando “mitológicas” como: el mal de ojo, el espanto y la vergüenza.

En Chiapas también hay otro libro llamado la Montaña de humo, que habla de forma detallada del uso medicinal que le dan los zoques a diferentes plantas. El trabajo de investigación es de Alma Rosa González Esquina y Lorena Luna Cazáres de la Escuela de Biologia de la Unicach; y por Montserrat Gispert Cruells, Hugo Rodríguez González e Iván de la Cruz Chacón, de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El conocimiento de la medicina tradicional es algo invaluable. Su registro por lo tanto es un asunto prioritario.

Les comparto la liga del sitio del micrositio de la Unam esperando que todo el saber reunido ahí les sea de utilidad. Biblioteca digital de la medicina tradicional mexicana.

 

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: