karladestacada

Nuestros motivos

Comparte:

Escuché motivos para llevar a un taller artístico o cultural a niñxs: a) Potencializar sus capacidades, habilidades y gustos; b) en lugar de que juegue videojuegos o vean televisión la mayor parte de la tarde mi hijx aprende y se entretiene; c) está de moda; d) cuando está en la casa destruye todo; e) será una herramienta para ganar dinero en el futuro; h) me dijo la maestra; i) me dijo la psicóloga, j) no hay quien lo cuide, k) me dijo la vecina…

Luego se deposita al hijx en manos de quien le enseñe nuevas formas de crecer. Los resultados favorables tendrán relación con los motivos del niño, que a veces se olvidan: a) porque me encanta el futbol, la pintura o lectura… b) me traen a la fuerza; c) me agrada la maestra; d) no sé…

En mi experiencia como tallerista, si un niñx llega a la fuerza a un taller trabaja de mala gana; mientras pasa la clase él o ella platica con los compañerxs, lxs molesta, o permanece en silencio; a la mejor gana competencias y concursos;  si la actividad le gusta y tiene un buen instructor además de apoyo de la familia, con disciplina y tiempo logrará potencializar sus capacidades a temprana edad. Si el instructor ama su trabajo quizás logre contagiar el amor por el arte o deporte.

karla1

Como mamá, fomento un entorno que de manera natural acrecenté el deseo de mi hijo por leer, escribir, dibujar, o bailar… Ian Carlo goza de libertad en la experimentación artística, tiene a su alcance hojas, paredes, suelos, piedras, gises, lápices de colores, plastilina, un violín, una guitarra…, materiales reciclados, se expresa a través de dibujos o pinturas, de la música, o del cuerpo bailando.

Ian goza de un pensamiento visual complejo, el dibujo le permite explorar y resolver problemas cotidianos. Sus trabajos expresan más allá de lo que con palabras me dice, rompen las barreras de comunicación que por motivos de edad y jerarquía se forman entre nosotros.

Para mí la expresión a través del arte es gozosa, enriquecedora, te libera y hace consiente de quién eres, de cómo ves al mundo y a tu sociedad, te da orden en el universo que es tu mente.

Le pregunté si quiere dibujar con otro tipo de técnicas que puede aprender en un taller de dibujo y escuché sus motivos para no asistir a clases de pintura o dibujo en estos momentos. Le gusta dibujar, no pintar constantemente, él es feliz dibujando, a veces cuando le digo de algún concurso de dibujo, ilumina con emoción.

El arte es la forma más elevada de comunicación. En este momento nuestros motivos para que entre a un taller artístico no coinciden, el sólo quiere expresarse sin importar las técnicas, la disciplina… Ian quiere ser feliz al dibujar, en eso coincidimos, ya habrá tiempo para lo demás.

karla 2

Fotos: Cortesía Karla Barajas

Revista Enheduanna

,

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: