karlita escritora recortada

Noticias desde Chicago

Comparte:

Fíjense que en diciembre de 2012 tuve la oportunidad de participar en el I Encuentro Internacional en torno a Paradigmas Poéticos y Narrativos, serie de ponencias con el fin de reflexionar en torno a la literatura posmoderna, que se desarrollaron en el Museo de Arqueología de Guadalajara, y realizados con la coordinación de las Editoriales Acequia Va de Nuez, dirigido por Rosario Orozco y Homo Scriptum, por Ale Botto.

El escritor Olsanski presentó el libro de su autoría; El orden Natural de las Cosas, además de un panorama general de la literatura en español en los Estados Unidos y uno puntual sobre las prácticas culturales en Chicago.

“El desarrollo de la literatura en Estados Unidos se viene elaborando, fundamentalmente, en las ciudades donde hay una mayor presencia hispanoparlante. Una de estas urbes es Chicago. Como bien se sabe, Chicago ha recibido una migración latinoamericana proveniente de diversos países del continente… Dentro de este contexto cultural de Chicago, un grupo de escritores latinoamericanos viene forjando su obra literaria. Es el caso de Fernando Olsanski”, escribe José Castro Uriostte en la presentación del libro; El orden Natural de las Cosas.

El escritor Olsanski actualmente dirige la Sección de Letras de la Revista El Beisman, “To see a world in a grain of sand” en donde autores provenientes de diversos lugares colaboran, y en esta ocasión tocó el turno a autoras mexicanas.

La noticia llegó a través del celular, el mensaje de Fernando Olsanski, director de la Sección de Letras en la Revista El Beismán, con el enlace donde se publicaron dos cuentos de mi autoría,  (http://www.elbeisman.com/article.php?action=read&id=1313Fer), luego encontrar la etiqueta donde escribió: “Les presento a tres escritoras mexicanas que hemos publicado en El Beisman, Ale Botto, María del Rosario Orozco y Karla Barajas. Escritos sin desperdicios, adelante, pasen y vean”, me alegró infinitamente, porque de manera simbólica nos unimos a través de las letras sin fronteras.

Leí los poemas de Ale Botto nacida en Monterrey, Nuevo León, México, 1964 y cuya obra literaria ha sido incluida en diferentes antologías de poesía y narrativa en España, Estados Unidos, Argentina y México.

“Nos alcanza un dolor viejo, casi de ultratumba e intentamos desatar el nudo humedecido con gin-tonic y olvidar su peste horrible, tal vez remediar el mal ya hecho.

“…Aquí ya nadie reza, sólo murmuramos un conjuro misterioso para evitar que nos lastime el mismo retumbar en las entrañas. Habrá que continuar con el ritual de los abrazos y los días,… ¿cómo estás?, ¿cómo te ha ido?” y pensaba en ese sentimiento extendido de la realidad de Chiapas, de México y en la que se avecina con los Estados Unidos.

Leí a Rosario Orozco, (Guadalajara, Jalisco, 1970), quien ha publicado en diversas revistas nacionales y extranjeras entre otras: El Nahual de Nogales, Arizona; El Culturador de Editorial OrbisPress en California- Phoenix, Arizona y aunque su poema hablaba de otra tema tomé algunas de sus palabras de manera literal y me deja la esperanza de reencontrarlos algún día en cualquier lugar.

Reencontrarnos es la historia,

esta historia nuestra que separó vidas,

para unirlas en el devenir de la historia repetida…”

La noticia era buena, reforzaba mi creencia absoluta que las letras, la pintura, la música y lo más importante, la amistad, no conocen fronteras.

Revista Enheduanna

, ,

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: