LOGOKARLITAbueno

Neófita en técnicas ancestrales

Comparte:

Mi primer hijo nació hace ocho años, tuve la oportunidad de disfrutarlo, de ver aciertos y desaciertos en su crianza. Es creativo, duro en su crítica social y en el empleo del lenguaje, rígido a la hora de los juegos de mesa, saca las reglas y las quiere aplicar, no sabe que hasta en los juegos hay impunidad, corrupción y “cunca” (asociación en que dos o más personas se unen para destruir al oponente). A veces es desobediente. Disfruto su compañía.

Me quedé con ganas de cargarlo en rebozo. Cuando él era bebé entré en pánico, ¿y si se me cae?, pensé.

Samantha es mi primera hija, goza la herencia del hermano, ropa, juguetes y experiencias adquiridas a través de él, tiene ocho meses. Con ella me quité las ganas de utilizar rebozo. Como soy una neófita ancestral, pedí de favor a doña Margarita (madre de mi amiga Rosalina Gómez Sántiz) me comprara uno tejido en Ocosingo y asesorara para utilizarlo.

Practiqué el amarre dos meses, llegado el momento la metí en él, quedó inclinada hacia abajo, y como sabía que una de las maravillas del rebozo es que reduce los cólicos, pero  mal puesto no, regresé a casa de mi vecina y le pregunté a doña Margarita si alguno de sus cinco hijxs se le cayó utilizando el rebozo. Me contestó que no, al contrario, una vez cargando en brazos a Rosita, el carro en que viajaban se volcó y la bebé rodó o voló (nadie sabe) por el autobús y no la encontraban. Los brazos no son seguros, si caes, si te quieren robar al niñx, si vas en colectivo.

karlita rebozo

El rebozo da seguridad al niñx  “además permite lactar a tu bebé de forma discreta y cómoda para ambos y se ha comprobado que reduce los índices de depresión post-parto” 1.

  • Contribuye a su crecimiento óptimo, brindas calor, proximidad y apego
  • Estimulas sus sentidos y favoreces el desarrollo de su cerebro
  • Le permite dormir mejor porque ayuda a que alcance el ciclo REM con prontitud
  • Gana peso fácilmente y disminuye las complicaciones durante la lactancia
  • Favorece su sistema digestivo, debido a que la posición frontal vientre contra vientre
  • Facilita el movimiento peristáltico y la expulsión de gases y eructos cuando padece cólicos

Me gusta la idea que las personas venimos al mundo a ser felices, y que mi bebé escuche mi corazón mientras realizo actividades.

“Los bebés porteados o cargados en rebozo lloran 43% menos en general, 54% menos durante la tarde, obtienen una mejor visión del mundo que los que son empujados en carreolas, porque consiguen ver el mundo adulto, son más sanos, aprenden más y son más felices.”2

Fuentes:

  1. Cangureras y otras formas de cargar al bebé http://espanol.babycenter.com/a5200049/el-rebozo-y-sus-beneficios-para-el-beb%25C3%25A9-y-la-mam%25C3%25A1#ixzz44J3DYvOo http://espanol.babycenter.com/a5200049/el-rebozo-y-sus-beneficios-para-el-beb%25C3%25A9-y-la-mam%25C3%25A1#ixzz44J3DYvOo
  2. Consulte las página de Facebook Mamá natural, UNICEF México y encontrará éste y otros datos de gran utilidad.

*Karla Barajas:

Nací en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en 1982. Estudié la licenciatura en Ciencias de la comunicación. He colaborado en  periódicos y revistas en el estado de Chiapas, y las revistas  “La Corte de Pérgamo” en Tijuana y Revista “Va de nuez” de literatura y artes, dirigida por Rosario Orozco. He publicado cuentos en antologías de México y España. Una de las antologías se llama “Cuéntame un blues, antología de minificciones” por la Editorial La tinta del silencio.

Revista Enheduanna

, ,

3 Responses to Neófita en técnicas ancestrales

  1. Loreley Mendoza Ortega 2 abril, 2016 at 6:10 pm #

    Hola,me pareció muy interesante su artículo,yo tengo dos hijos a ambos los crié con ayuda del rebozo, una de las tantas cualidades por la que me ayude de él fue hecho que me otorgaban seguridad cuando andaba por la calle y a la hora de realizar mis actividades lo cargaba en la espalda usando el rebozo de manera cruzada. A la fecha lo sigo usando,mis hijos han crecido pero la sensación y los recuerdos que me produce dicha prenda me hace recordar cuando muy pequeños los tuve entre mis brazos.
    Saludos.

    • Linda Vasconcelos 4 abril, 2016 at 2:52 pm #

      Hola Loreley, es un gusto leer tu experiencia, y aún más gusto nos da leer que el artículo fue de tu agrado. Gracias por leernos. Que tengas excelente día.

    • Karla Barajas 20 abril, 2016 at 7:56 pm #

      Buen día Loreley,
      ¡qué hermoso!, sus hijos han crecido pero el vínculo es permanente. Un mes después del nacimiento de Samantha observé mi sombra con la bebé cobijada por el rebozo, me pareció que era mi piel la que la cubría, entonces la vi desde arriba, y sabe, fue como si regresara meses atrás cuando estaba dentro de mí.
      Pienso que no sólo a usted le daba seguridad, también a sus bebés adentro, quienes la sentían, olían y compartían una vez más su latido del corazón. Un abrazo enorme.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: