sexo cuando yo lo deseo

Legalización del aborto e igualdad social

Comparte:

DERECHO A DECIDIR

La legalización del aborto es un asunto de salud pública, igualdad social y derechos humanos. Los argumentos “morales” sobre el tema pueden seguir mientras mujeres sin recursos económicos siguen abortando en condiciones inseguras, o son extorsionadas por personal de salud o de “justicia” al momento de acudir a los servicios públicos cuando tienen complicaciones  por abortos mal practicados.

En lo personal debo aceptar que estoy en contra del aborto, no así de la legalización de la práctica –son cuestiones distintas-. Al estar en contra del aborto quiero decir que es algo que no quiero para mí; pero que considero que deben de existir las condiciones para que las mujeres que decidan someterse a esta práctica lo hagan de manera segura y sin ser juzgadas de ninguna manera.

La penalización del aborto no ha impedido que las mujeres recurran a esta práctica por diferentes motivos. Lo que sí ha ocasionado es que las mujeres de bajos recursos económicos o que no cuentan con una red de apoyo lo hagan en condiciones inseguras y con ella pongan en riesgo su vida.

Para abortar las mujeres en Chiapas, sobre todo las de bajos recursos económicos, recurren a prácticas de riesgo como tomar medicamentos sin prescripción medica, ingerir infusiones de hierbas e inclusive arrojarse de las escaleras. Todo esto pone en riesgo su vida.

Muchas mujeres no acuden a los servicios médicos públicos, aun cuando tienen complicaciones después de un aborto mal practicado, por temor a ser aprehendidas o ser juzgadas.

Apenas ayer la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddsser) denunció el caso de una mujer con cinco meses de embarazo, que sufrió un aborto espontaneo,  que estaba siendo hostigada en el hospital por un Ministerio Público que la amenazaba con iniciar una averiguación previa por un supuesto aborto.

Este caso, que se hizo público, pone en manifiesto lo que tienen que sufrir las mujeres debido a la penalización del aborto.

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado lo riesgoso que es la práctica de abortos inseguros y como en Latinoamerica, donde está penalizado en diferentes regiones, la mortalidad por estos casos va en incremento.

Las mujeres que tienen recursos económicos o redes de apoyo tienen posibilidades a someterse a abortos seguros porque pueden pagar los servicios médicos y tener los cuidados necesarios, sin temor a ser denunciadas.

La penalización del aborto afecta a todas las mujeres porque nos impide el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo; pero pone aún más en desventaja a las mujeres que no tienen recursos económicos lo que significa una desigualdad social.

La despenalización del aborto permitiría que las mujeres se sometan a la práctica en condiciones que no pongan en riesgo su vida; pero además no obliga a ninguna mujer a abortar.

Es necesario que los diferentes organizaciones civiles que trabajan por los derechos de las mujeres empujen-empujemos en la legislatura que comienza hoy y en la que habrá un grupo amplio de mujeres la despenalización del aborto en Chiapas. Es un tema que nos compete a todas.

 

 

 

 

Revista Enheduanna

, ,

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: