Mientras trabajas, ¿quién cuida a tus hijxs?

Comparte:

El día de ayer, se dio la noticia a través de medios electrónicos y medios convencionales, la muerte de cuatro infantes –que se encontraban recostados sobre la cama- (Ángel, de siete años; Justin de cinco; Carolina, de cuatro; y Yoselin de año y medio de edad) a causa de una fuga de gas que les provocó intoxicación y quemaduras de “segundo y tercer grado”, en una casa habitación ubicada en la colonia Maldonado de esta ciudad capital.

En dos medios “Vórtice_MX” y “Gaceta Mexicana”, señalaban a través de sus fuentes que la madre dejó bajo llave a sus hijos porque tenía que salir a trabajar. Mientras que otros, como “Reporte Ciudadano”, pluralizaba que los “padres” dejaron solos a los infantes para salir a laborar, lo cual generaliza la responsabilidad que ambos tienen.

Las mujeres hoy en día tenemos mayor libertad para trabajar, realizar un oficio o desarrollarnos profesionalmente, esto derivado de una autonomía o la necesidad de aportar con los gastos a la pareja y con ello poder lograr que a los hijxs no les falte nada. Sin embargo, compartir la vida laboral con la privada, es difícil, ya que prácticamente las que están casadas o viven en un unión libre hacen doble jornada laboral, ya que aparte de realizar un trabajo emprenden otro, el de las actividades de casa y cuidan a sus hijxs, siendo esta último una actividad no asalariada.

Pese a la autonomía que se está construyendo en estas nuevas generaciones, se da un desplazamiento forzoso de maternidad, son mujeres que confían a sus hijxs a otras mujeres que trabajan como empleadas domésticas, nanas o niñeras, y estas dejan por ciertas horas sin “madres” a sus hijxs; y la hija mayor, la tía, o la abuela, adoptan el papel de “cuidadoras”.

Pero aquellas que no les alcanza para pagar por alguien que les cuide a sus hijxs, suelen preocuparse en su jornada laboral, aún se sienten mal despegarse de los hijxs, se siente más “responsables” por lo que pueda ocurrirle a sus niñxs cuando no están en casa; regresan después de la jornada laboral y algunas lloran mientras ven dormir a sus pequeñxs.

Miriam, la madre de estos cuatro pequeñxs, tuvo que ser llevada al nosocomio ya que sufrió de una crisis nerviosa. Perdió a cuatro hijxs, pero ahora ganó el señalamiento de los vecinos y de la justica, porque dejar encerradxs a sus hijxs se ve como un acto de crueldad y maltrato, cuando los dejó solos por ir a TRABAJAR.

Por ello, valdría la pena que se inicie cuanto antes la promoción de la Ley que reduciría de ocho a seis horas la jornada laboral de las madres trabajadoras, mujeres embarazadas y en período de lactancia, iniciativa que ya se encuentra en la LXVI legislatura del Congreso del Estado de Chiapas, según dio a conocer mediante la entrevista que dio Elizabeth Escobedo, diputada del Partido de la Revolución Democrática al periódico Oye Chiapas.

Uno de los objetivos de esta Ley, es garantizar a las mujeres el derecho de estar y disfrutar a sus hijxs y evitaría en gran medida que tragedias como la vivida recientemente, se repitan.

IMAGEN DE http://es.123rf.com/clipart-vectorizado/mujeres_pensando.html

 

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: