La escritora Arundathy Roy

LA AXILA RASURADA

Comparte:

Una nueva munda es posible

POR: DIANNE PADILLA

Arundhati Roy es una escritora y activista india que lo tiene muy claro: el nuevo mundo no es un él, es ella, y esa nueva munda sólo puede ser concebida, fuera de la lógica capitalista que nos vende todo lo que podamos comprar, incluso ideologías, pero que sobre todo nos vende su idea de inevitabilidad. Este mundo lleno de injusticias es inevitable, como inevitables son las fronteras y las crisis económicas y los niños y las niñas muertas. Así que el cambio comienza por imaginar las cosas de otra manera. Nosotras hemos imaginado esa nueva munda y comienza con una política diferente. Una política pensada por las mujeres y desde la perspectiva feminista.

Ahora sabemos que no hay una sola formación política nacional interesada en acabar con la violencia de la que somos víctimas, tampoco están interesados en desmantelar todas las violencias estructurales que limitan nuestra vida. Por eso, es tiempo de intentar lo que nunca se ha intentado, a partir de nuestra convicción de que crear condiciones de vida libres y equitativas para todxs es posible, y que sólo se necesita ser conscientes de que no es suficiente enunciar lo que nos hace falta o lo que nos violenta, se requiere tomar y generar espacios de participación política, desde las oficinas donde se nos va la vida a diario, hasta la tribuna donde se apuntala la legislación que nos permitirá generar y proteger condiciones de existencia dignas. Esto no lo va a permitir nadie sino lo reclamamos, si no nos organizamos y generamos las condiciones para ejercer nuestro derecho a opinar e incidir en las políticas públicas que aparte de dañinas resultan ineficaces.

Es momento de pensar las leyes desde otro lugar, romper con las dicotomías razón-sentimiento, público – privado y poner la ternura y la empatía en el centro del cambio social, un cambio social que de verdad promueva el desarrollo integral de las personas y de la sociedad.

Pero para eso debemos dejar de pensar en la política como una abstracción y pensarla como lo que es, una herramienta de cambio social, la política importa y las feministas debemos participar en ella. Somos la clave. Necesitamos generar procesos activos para cambiar la situación en la que vivimos y renovar los espacios de toma de decisiones, la política partidaria tradicional no lo hará, ella está anclada en las desigualdades que dice combatir, son sustento.

Sus instituciones están desgastadas y no sólo nos han defraudado sino que siguen abusando de nosotras. Sus medidas son insuficientes, tramposas, deshonestas y violentas. Hemos llegado a un punto crítico, sin retorno, y por lo tanto es el comienzo de lo que nosotras podamos generar.

Por eso, la agenda política tiene que transformar sus formas y nuestra participación tiene que ser activa. Desde la diversidad, desde la inclusión de nuestras demandas concretas. Tenemos que detener la violencia contra las mujeres, lo cual lograremos al politizar nuestra vida íntima, como ya lo hacemos, pero sumando una política feminista que pase por las calles y logre llegar a las instancias donde se legisla y gestiona  Si no nos gobernamos a nosotras mismas, que no nos gobierne nadie.

Foto: tomada de http://www.hourdose.com/11-interesting-facts-southie-arundhati-roy-birthday-dose/

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: