etsablo 2

Establo. El juguete como símbolo de estatus

Comparte:

 

-¿Qué no pensás, dónde van a entrar los toros?- dijo César cuando su papá le entregó el establo terminado. El constructor rio e hizo una tranca con palitos de madera y alambre.

El establo en el patio de su casa alberga alrededor de tres caballos, dos vacas, y un toro de plástico. Me dio ternura, me sentí identificada, también construyo juguetes. Afuera de su casa, una mototaxi conducida por tres chicas anunciaba la Toreada, mientras la familia de César platica. Desayunan frijoles con queso, tortilla, tripa asada, chilmol y aguacate.

Fátima juega con Samantha a observar flores, a tocar  las rosas del altar que construyeron los habitantes de la colonia para la abuela que se marchó a principios de mes. Flores de diferentes tipos y colores, cirios, iluminación para su camino.

establo 1

La infancia en la colonia huele a flor, a tierra, a tripa sobre la braza. La sociedad descontenta, no ha tocado a los niñxs, “donde el progreso se mide en términos de poder, propiedades y fama, o en términos de cumplimiento de la libertad, la igualdad y mitigación del sufrimiento. El progreso puede medirse, principal o exclusivamente, con la vara de desarrollo de la producción, la creación de privaciones  siempre cambiantes  y cuya satisfacción es cada vez más costosa” como lo dice  Heller, Agnes en su artículo “La Sociedad descontenta en la revista Nexos México, N.13 año 1984.

En la capital la estructura de necesidades busca y estimula el aumento de la producción, el aumento del consumismo, de poder y dominación desde la infancia y eso es fácil de corroborar platicando con los niñxs, quienes conocen marcas, modelos, costos, centros de distribución de juguetes de preferencia electrónicos. Mamá y papá trabajan más de ocho horas (carísimo en términos afectivo) para complacer a los pequeñxs sobrecompradxs quienes aspirarán a obtener la colección completa de juguetes, incluidos baterías y accesorios. El juguete, símbolo de estatus, genera aumento de poder y dominación frente a los demás niñxs.

El establo de César es hermoso, y él coloca con orgullo y satisfacción las piezas, comparte con su primo. Sigo pensando en su desayuno, en Tuxtla Gutiérrez hay casas con piso y juguetes costosos, pero se come la semana entera frijoles con huevo y tortilla, quesadillas o cereal porque hay que pagar las tarjetas.

establo3 (2)

Cuando veo empresas saqueadas, quemadas o con cristales rotos, bloqueadas, pienso que el descontento general, toda protesta contra la opresión y dominación de la cultura, del sistema de valores comienza con una conducta de consumo autosustentable o principalmente sustentable. Dejar de predicar contra las falsas necesidades, respetar los diferentes estilos de vida, capaces de ofrecer patrones normativo-morales para la buena vida es necesario. Se puede empezar con unx, y después con los niñxs, enseñándoles el valor de la vida.

Revista Enheduanna

2 Responses to Establo. El juguete como símbolo de estatus

  1. Francisco 19 agosto, 2016 at 11:54 pm #

    Que lindo artículo. Como siempre un placer leerlos.
    Espero con ansias el siguiente

  2. Loreley Mendoza Ortega 20 agosto, 2016 at 11:36 am #

    Justo ese nudo siento cuando mis ñiños me piden tecnología ….hace un par de días Diego el mayor me decía puedes instalar pokemon en tu teléfono en el mío no se puede siiii anda mamí….yo atareada con servirles la comida le dije dame chance lo platicamos en en rato….nos fuimos a entrenar…y cuando llegamos a esperar que nos llegara la hora para iniciar el entrenamiento…Darío el pequeño comenzó a jugar con palos que encontró,reía con una ardilla que saltaba de árbol en árbol ,algunos niños niños hacían lo mismo que Darío,yo con un ojo al libro y otro siguiendo los movimientos de mis hijos,sentí pena y desazón cuando otro niño se acercó a Diego y comentando pokemon sacó su teléfono y explicaba con gran maestría y ambos abordaron otros juegos más , los puntos, habilidades ,poderes y demás que habían obtenido….él desazón no fue porque el otro niño tuviera un teléfono en el que si se podía instalar pokemon;mi pesar fue porque los niños que corrían y jugaban con Darío pararon e hicieron una bola alrededor de Diego y el otro niño ,Darío intento seguir jugando pero terminó por unirse a la multitud, nos llegó la hora de entrada y mirando el entrenamiento, la mamá del niño acompañante de Diego tomó su teléfono y se perdió en el…termino la clase y fuimos a casa Diego estaba preocupado porque no tenía la maravilla de juego de moda y argumentaba “es que no es un juego como los otros mamá,con el tenemos que salir a atrapar a los pokemon y eso no hará movernos ” anda sí…Darío bajo a decirme mamá y las cajas que me dio papá ¿dónde las tiraste ? Dije no; están donde tus juguetes;acto deguido las tiro en la sala y comenzó a meterse ,yo le decía a Diego déjame saber de qué trata y cuánto me costará ….dijo bueno…se sentó molesto en el sillón mirando a su hermano que no podía cerrar la caja por dentro,así que lo ayudó y al poco tiempo comenzó a jugar con él…..
    Mi respuesta para instalar pokemon sigue pendiente,¿por qué? Porque hasta hace un año y medio vivíamos en una comunidad y Diego el mayor no dependía de juguetes o dispositivos electrónicos para inventarse sus juegos,Darío aún no ignora su capacidad de usar cualquier cosa y convertirla en un juguete ,creo que mi miedo esta, sí, como cualquier persona en estos tiempos el costo que me genera cualquier adquisición,pero me da más miedo que mis hijos dejen de mirar el mundo,me da miedo que se convierta como muchos de nosotros adultos que al tomar una colectiva o estar en lugares públicos saquemos el teléfono y nos ignoremos.
    ¿Cómo mediar esos dos mundos el de la vida cotidiana y el mundo electrónico?
    Ese mundo que ya es parte de nuestra vida cotidiana ,porque está en el juguete que camina de manera independiente y tiene un guión de comportamiento y deja como espectadores a nuestros hijos muy diferente a los toros que usted menciona en su artículo en donde él Niño juega con base a su cotidianidad.
    Creo que esa balanza la debemos poner los padres,pero sin duda eso requiere tiempo para invertirlo en sus juegos y eso exactamente no queremos porque estamos fatigados,porque estamos abrumados con las cosas del trabajo por un sin fin de excusas que dejan a nuestros hijos solos con dispositivos y juguetes electrónicos e ignorando los instantes que pasan a su alrededor.
    Por mi parte he pensado una manera y no sé si es la correcta pero creo que me será útil, mi propuesta para con mi hijo es, yo instaló pokemon, pero sólo tendrás dos días a la semana para que puedas usarlo en antes de entrar a entrenamiento, y solo los ganaras cumpliendo con tus tareas escolares y de la casa y tienes que seguir jugando con tu hermano a lo que él proponga y compartir una lectura conmigo del pobre libro huérfano que dejaste en tu mesa de noche….no sé si resulte pero me comprometí a una respuesta y por más vueltas que le doy esta nos hará felices a los tres.
    Saludos amo realmente leerla.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: