día de baston recortada

CAMINAR Y MIRAR “DESDE OTRA MIRADA”

Comparte:

Al ir  perdiendo la visión, las personas ciegas o débiles visuales comienzan a tener un compañero que los va guiando en el caminar, este compañero algunas veces olvidado y en otras veces hasta  extraviado o atropellado,  nos debe recordar que sin  este instrumento no se podría salir y explorar parte del mundo que nos rodea. A este compañero que se llama “Bastón blanco” merece un reconocimiento  por ser guía de muchxs y especial dedicación  este 15 de octubre, Día mundial  del bastón blanco.

En el año 1925, la Convención Anual de la Asociación de Club  de Leones contó con la presencia de Hellen Keller, quien sensibilizó a los presentes acerca de las dificultades que debía afrontar a diario a causa de su ceguera. Por iniciativa del Club de Leones de la Unión Americana, durante la celebración de su Convención Internacional, realizada en 1931 en Toronto, Canadá, el abogado Donald Schuur promovió el uso del Bastón Blanco entre las personas con discapacidad visual, concebido un año atrás por George A. Benham, presidente de dicha agrupación filantrópica, llevándose a cabo una intensa campaña de información entre la ciudadanía sobre apoyo vial a las personas con discapacidad visual. Tiempo después, en 1964, se instituyó el 15 de octubre como “El Día Internacional del Bastón Blanco”, emblema de la posibilidad de autonomía e  independencia de la persona ciega.

En el caso de la ciudad de San Cristóbal de las Casas, en el año 2011 con apoyo del Club Rotario se realizó el primer curso en el uso del bastón blanco, complementándose con técnicas de su adecuado manejo, puesto que en dicha ciudad hasta entonces, se había carecido de esta gran herramienta de vida.

Posteriormente, comienza a realizarse campañas de sensibilización y de instrucción a partir de los apoyos filantrópicos de los Rotaris,  y se comienzan hacer actividades para visibilizar y sensibilizar la situación real que vive esta población. Actualmente, comienzan a ser más personas que usan este gran instrumento para su desplazamiento. Sin embargo, la falta de educación vial, falta de infraestructura correcta y falta de conciencia han sido limitantes para caminar con seguridad y libre movilidad en esta ciudad.

El tema de la inclusión de las Personas en Situación de Discapacidad y el de las Personas con  Discapacidad Visual (PDV), nos implica a todos y a todas, en tanto que no sólo concierne a quienes trabajamos con y para este sector, hablar de inclusión social nos refiere absolutamente quienes habitamos este espacio, y esto implica empatizar y ponernos en los zapatos de quien vive tal situación, es por ello, que como cada año, invitamos a todxs en general a sumarse a mirar “Desde otra mirada”, no desde la lástima o compasión, sino desde el respeto y la equidad de vivir una vida con oportunidades.

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: