infoviolencia2

Me siento violentada cuando…

Comparte:

Equivocadxs estamos si definimos a la violencia como el manotazo, la patada o el ojo morado como sello indiscutible. Si bien, la violencia física es la más visible por tratarse de un ejercicio físico de poder hacia el cuerpo -y este cuerpo casi siempre es el de una mujer o una niña, niño- también hay que tener presente que la violencia es como un monstruo con muchos tentáculos y diferentes rostros.

Lxs estudiosxs en la materia le han llamado a esas diversas caras:

-violencia emocional (cuando se tortura a la mujer con los celos o cualquier otro mecanismo de control)

-violencia económica (cuando se le regatea su trabajo y se le da un salario menor por el hecho de ser mujer, cuando se le niega la pensión a lxs hijxs bajo cualquier pretexto)

-violencia sociocultural (cuando se les niega el derecho a la educación)

-violencia física (es el mecanismo de control más socorrido del hombre hacia la mujer para demostrarle que es “su dueño” y dejarla marcada así como se le marca al ganado. Su grado máximo es el feminicidio).

-violencia sexual (sucede incluso dentro de las parejas, y es el no respetar la decisión de la mujer a no tener relaciones sexuales. Las violaciones sexuales, el acoso sexual callejero también son claras formas de este tipo de violencia)

La violencia física es de la que más se habla y se tiene más datos cuantificables y es bueno tenerlo en cuenta, por ello la necesidad de difundirlas con los datos proporcionados por el INEGI: (infografía: Darío Rincón/Revista Enheduanna).

infoviolencia

Cuando hablamos de personas violentadas ellas son en su mayoría mujeres, niñas y niños, por tratarse de ser los seres más socialmente vulnerados y menos protegidos por una cultura que avala la violencia con frases como “dale garrote a tu mujer pa que se porte bien” “la letra con sangre entra” “con un chanclazo entiende quién manda”. Ya ni se diga las letras de las canciones que son una verdadera apología a la violencia, de esta manera alentándola y justificándola.

Es por ello que la violencia, ese monstruo con tentáculos horrendos, se cuela por todas partes y cotidianamente, porque la tenemos hombres y mujeres interiorizada gracias a que en el imaginario colectivo no sólo es bien vista sino hasta “necesaria” para nuestra “educación”, una educación que a todas luces es patriarcal.

Entendemos como violencia entonces no sólo la que se manifiesta en el cuerpo, sino la que se vive sutilmente a diario: cuando no se respeta la decisión de una joven a seguir estudiando, cuando se lanzan los llamados piropos en la calle a una mujer sin su consentimiento, cuando se le pide favores sexuales a cambio de un asenso en el trabajo o aceptarla en un puesto.

Es por ello que, les pedimos a las propias mujeres que describieran la circunstancia en la que ellas se sienten violentadas y esto fue lo que respondieron:

ALMA ROSA ROJAS, Promotora y defensora de derechos humanos. Me siento violentada cuando alguna persona me miente o me traiciona.

GABY

GABY MORTERA, Feminista, sicóloga. Me siento violentada cuando los tipos me convierten en fantasía sexual  por ser lesbiana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

maribel

MARIBEL HERNÁNDEZ, Estudiante de Comunicación Intercultural, reportera. Me siento violentada cuando… no respetan mi forma de sentir, de pensar, mi ser, mi esencia como persona.

KIRA DENISSE CÁRDENAS FERNÁNDEZ, Estudiante de Lengua y Literatura Hispanoamericanas. Me siento violentada cuando mi abuela me dice que las mujeres que tenemos sexo somos unas putas.

KIRA DENISSE CÁRDENAS FERNÁNDEZ, Estudiante de Lengua y Literatura Hispanoamericanas. Me siento violentada cuando mi abuela me dice que las mujeres que tenemos sexo somos unas putas.

SANDRA Y BERENICE VELASCO, estudiantes. Nos sentimos violentadas cuando nos molestan en la calle con sus piropos. ¡No quiero tus piropos, quiero tu respeto!. ¡No a la violencia contra la mujer!

SANDRA Y BERENICE VELASCO, estudiantes. Nos sentimos violentadas cuando nos molestan en la calle con sus piropos. ¡No quiero tus piropos, quiero tu respeto!. ¡No a la violencia contra la mujer!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ALINA ITZEL, contadora y activista. Me siento violentada cuando me da miedo salir de noche.

ROCÍO MIJANGOS, abogada y feminista. Me siento violentada cuando me dicen que por ser mujer debo “darme a respetar”, porque es una restricción enorme a mi conducta y a mi autonomía. Darse a respetar es sujetar mi conducta a las normas que ellos han establecido desde su óptica patriarcal.

yasmin

YASMIN OVALLE, Feminista y activista.

En las instituciones públicas, pocas veces existe congruencia entre sus encabezados de “género” y su accionar respecto a quienes se dirige su deber social, las mujeres.

El machismo institucional es muy peligroso, usualmente nos viene a la mente, el cómo condicionan “apoyos” a cambio de que las mujeres asistan a eventos con fines políticos, sin embargo sus alcances son mucho más graves y se manifiestan día a día con la indiferencia de las autoridades e instituciones correspondientes, ante acciones en las que prefieren ser cómplices y hasta victimarios, como el acoso, los golpes, las violaciones, feminicidios, trata de personas, pederastia, desapariciones, ablaciones, lapidaciones, entre otras situaciones que denigran y violentan la condición y dignidad humana de las mujeres.

Mientras quienes tienen el deber y la capacidad de incidir, prefieran voltear a otro lado y reproducir violencia desde su cargo de poder, no existirá desarrollo social ni un plan de gobierno capaz de combatir a la violencia machista.

 

Revista Enheduanna

One Response to Me siento violentada cuando…

  1. Keli 17 mayo, 2016 at 5:31 am #

    These pieces really set a standard in the inrstudy.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: