¡Y CON USTEDES…ALONDRA LEINER!

Comparte:

Foto: Ariel Silva/Chiapas PARALELO.

Foto: Ariel Silva/Chiapas PARALELO.

Por: Sandra de Los Santos

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Es bajita  -apenas ha de rebasar el metro y medio-; tiene una amplia sonrisa que a veces trata de ocultar porque sus dientes desfilan cada uno por su lado. Dice que es feliz y así parece cuando sube a ese escenario de oropel y en el  que un público diverso, de las distintas formas de las que puede ser posible, le aplaude sin parar.

Alondra León Leiner nació en Palenque hace 30 años. Es la estrella principal de un show que se presenta los viernes y sábados en La Palapa de la Negra, un antro gay ubicado al poniente sur de Tuxtla Gutiérrez.

La vida de José Luis

De lunes a viernes Alondra  utiliza el nombre que sus padres le pusieron al nacer: José Luis Moreno. “Es mi nombre de pila” aclara cuando empezamos a platicar en su improvisado camerino que comparte con quienes también participan en su show.

José Luis es padre de una niña de 11 años, de quien se hace responsable desde que nació porque a ese  acuerdo llegó con la mamá de la niña. “Cuando nació  me la entregó y jamás volvimos a saber de ella”. La ha criado con la ayuda de su familia y su pareja con quien vive desde hace nueve años.

Entre semana hace todas sus actividades sin travestirse: “Voy al trabajo –labora en una dependencia federal-,  a recoger a mi hija a la escuela, al súper, lo que tenga que hacer”. No es que intente ocultar su preferencia sexual, no podría aunque lo tratara. Más bien dice que Alondra Leiner es quien sale las noches de los viernes y sábados a divertir a quienes se reúnen en La Palapa de la Negra y su vida como José Luis es otra.

Todos me miran…

Y me solté el cabello, me vestí de reyna,

me puse tacones, me pinté bien bella

Y caminé hacia la puerta, te escuché gritarme

pero tus cadenas ya no pueden pararme…..

Y miré la noche y ya no era oscura

era de lentejuelas…..

Gloria Trevi

En el clóset de su casa hay más ropa de mujer que de hombre. Muchos más tacones que zapatos. Utiliza varias horas del día a pulir su personaje. “Ella también me da de comer” dice José Luis refiriéndose a Alondra en tercera persona.

Cuando hicimos la entrevista, José Luis estaba vestido como Jay de la Cueva, el vocalista de Moderatto. “Ahora me tocó hacerla de hombre” nos dijo con la naturalidad de quien ya se acostumbró a vestirse para la ocasión.

José Luis aclaró las dudas que tenía sobre sí mismo a los 19 años cuando salió del clóset. “Antes negaba mi preferencia sexual, aunque ya había tenido mis encuentros. Tenía claro que las mujeres no me gustaban porque había tenido relaciones en tres ocasiones con mujeres y no era lo que yo deseaba”.

Leer texto completo en Chiapas Paralelo

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: