Experiencias y labor social de una premio estatal de la juventud en Chiapas

Comparte:

Por: Gabriela López/Chiapas Paralelo

San Cristóbal de Las Casas. Conocí a Rosy Vázquez Jiménez hace alrededor de un año, por un asunto académico, nos encontramos una tarde en un café ubicado en la calle Real de Guadalupe en el Valle de Jovel. Al escucharla afloró su carisma, optimismo y entusiasmo ante la vida, pero sobre todo, su rostro sonriente expresaba su pasión por su labor como comunicadora.
Meses después, al escuchar las noticias en la radio me enteré que Rosy había obtenido el Premio Estatal de la Juventud 2014, le escribí para felicitarla y con la sencillez que la caracteriza me agradeció. Fue así que le pedí me otorgara una entrevista para compartir su experiencia y accedió, sin imaginar que la historia de Rosy es una de las que la juventud merece conocer por su sensibilidad y compromiso social, sin duda enseñanzas para implementar en la vida cotidiana.

 

 

Comunicóloga de profesión, a sus 25 años está por culminar la Maestría en Estudios Culturales por la Universidad Autónoma de Chiapas, lleva cuatro años escribiendo para la revista Inn Magazine, se vincula con grupos o colectivos para trabajo comunitario, una de sus pasiones, es también colaboradora en la Asociación Civil Keremetic Ach’Ixetic.

Premio Estatal de la Juventud 2014 y otros galardones

Foto: Cortesía.

Foto: Cortesía.

Al comentar sobre su experiencia al ser galardonada con el Premio Estatal de la Juventud 2014, dijo “me gusta verlo como un reconocimiento a la trayectoria como joven en Chiapas y todo lo que implica serlo”.

Para Rosy este premio va más allá de una mera distinción y tiene un significado más profundo, de responsabilidad con su gente, su tierra, “Creo que el recibir algo de esta magnitud a la par de sentir mucha alegría, conlleva una gran responsabilidad, que es la de seguir aportando de sí misma a diario y desde la trinchera donde se labore a mejorar las condiciones de nuestro estado, procurando sean más justas y equitativas, desde la juventud que tenemos y representamos, para la misma o ambas”.

Cabe mencionar que éste no es el primer premio al que Rosy se hace merecedora, anteriormente, obtuvo el premio Nacional de Servicio Social que otorga el Consorcio Interuniversitario de Servicio Social (CISS) y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), el cual recibió en Tampico en el marco de un Congreso en la Universidad Autónoma de Tamaulipas

La labor que Rosy realizó para obtener esta distinción fue retomada luego que se evaluaron los proyectos de servicio social comunitario más destacados del país, “en mi caso realicé durante 3 meses un taller artístico cultural de fomento a la lectura con la niñez de 6 a 12 años en el municipio de Berriozábal, Chiapas, en el que traté desde mi formación profesional y personal de vincular al niño, niña, con la maestra y la madre/padre de familia, para procurar un avance integral y analizar resultados desde 3 distintas experiencias”.

Leer texto completo en Chiapas Paralelo

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: