Presentarán Casita de Turrón en España

Comparte:

home_sp

El libro Casita de Turrón, de Roberto Molina Tondopó, con más de 90 fotografías que retratan el paso de la infancia a la adolescencia, se promocionará el 9 de junio en la Fhoto Week del XVII Festival Internacional de Fotografía y Artes Visuales FOTOESPAÑA2015, en Madrid.

La publicación ha llegado al público con presentaciones en Hydra+Fotografía, en el Corredor Cultural Roma Condesa de la Ciudad de México, en la galería de la UNICACH en Tuxtla Gutiérrez y Gimnasio de Arte Chiapas, a la siguió una exposición en  Canthil 4 en esa misma ciudad.

Casita de Turrón es una coedición entre Fundación Televisa, Hydra, Programa de Fomento a proyectos y Coinversiones Culturales (FONCA), Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) y el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes de Chiapas (CONECULTA).

Como las tramas que contienen las imágenes, Casita de turrón nos sumerge en un imaginario misterioso donde realidad y ficción se entretejen de formas lúdicas e inquietantes. En la serie, el autor explora los tumultuosos capítulos que se viven en el paso de la niñez a la adolescencia.

Tondopó también considera la saturación del color y el alto contraste como elementos emotivos, ya que es a través de ellos como el fotógrafo cautiva nuestra atención y juega con el significado de la imagen.

El volumen incluye con un cuadernillo compuesto por una serie de textos realizados por el fotógrafo entre los años 2008 y 2014. Textos e imágenes crean un juego que devela y oculta nuevos estratos de este universo, en un flujo constante entre el juego y la complejidad sicológica de la familia, la sexualidad, el cuerpo, en una exploración profunda de la identidad.

Casita de turrón, asentada en la realidad constituye una ficción narrativa desde la evocación de ese período de transición en el desarrollo de nuestra sexualidad: la pubertad. Mi interés es detonar aquellas partes del inconsciente donde aflora lo reprimido; que toca aspectos de lo siniestro, para abrir el umbral de representación de la imagen que alude toda interpretación y posibilita el misterio, a veces de naturaleza desconcertante. Mi trabajo gira en torno a las mismas obsesiones; constituyen mitos interiorizados, y es ante todo una expiación, en la medida en que surge de una necesidad de restauración de aquellas conexiones profundas entre el pasado y el presente, la fantasía y la memoria”.

 

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: