herbolaria- portada

Mujer se trata con herbolaria durante Covid 19

Comparte:

Una mujer de 45 años, habitante de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, presentó los síntomas de Covid 19 y pudo tratarlos y superarlos con medicina herbolaria, junto con su pequeño hijo con el que vive y la sabiduría de las plantas medicinales de esta región.

Ella decidió dar a conocer su experiencia como un ejemplo de que la medicina herbolaria es efectiva y también para dar esperanza a las familias que directa o indirectamente están siendo afectadas por esta pandemia que nos ha obligado al encierro casi total, invadiéndolas de miedo ante el colapso de los hospitales públicos.

Refirió que no ha sido la única persona que ha tenido esta experiencia por lo que se ha reunido con un grupo de mujeres con conocimientos sobre medicina natural y editan un Manual que pronto darán a conocer ante la urgencia de difundir esta alternativa de salud. Prefirió omitir su nombre por el estigma social de quienes fueron contagiados, pero Revista Enheduanna cuenta con el respaldo de la entrevista.

Los síntomas

“Hace 15 días tuve dos días de muchísima calentura y dolor de espalda desde la mitad hasta abajo. El segundo día de calentura estuve mal de la garganta y un solo día de tos seca. Vivo con mi hijo en dos cuartos así que el pánico me vino pensando que también él se iba a contagiar. Durante aquellos días la desesperación fue el miedo de no saber qué iba a pasar”.

El tratamiento

“Desde que estamos en cuarentena comenzamos a tomar tintura de propóleo, un té diario de alcanfor, sahumar e higienizar la casa, no tuvimos contacto con personas o sea no hemos bajado a la ciudad, hacemos las compras cada 15 días y regresamos con taxi.

Para bajar la calentura sólo teníamos agua con vinagre para poner en los pies y la frente, para dolor de espalda solo lloré era muy insoportable y aunque tengo años sin tomar pastillas mi deseo fue de tener algo para el dolor pero no teníamos. Hicimos gárgaras cada 3-4 horas de agua tibia con vinagre y sal, tomamos 3 vasos diario de agua tibia con vinagre, y tés cargados de orégano, tomillo, ajo, jengibre, miel y un limón entero.

La superación

“Quedamos muy débiles una semana después de este acontecimiento y a mí en particular se me fue olfato y gusto, o sea me da igual tomar té o café, me saben igual el queso y  el chocolate nada de diferencia. Hace dos días me regresó algo de olfato pero el sabor aún nada.

“Resultado: ya no tenemos nada de nada, las fuerzas se han recuperado, nada en la garganta… lo único como dije aún sigo sin olfato y gusto ya han pasado 15 días. Así que ánimo, creo que será casi inevitable no contagiarse pero veo que varias personas lo han y hemos podido superar bien”.

Cuerpo y espíritu

Cuenta que desde que llegó a Chiapas empezó a practicar la homeopatía y la herbolaria, lo cual tuvo impactos favorables en su vida y la llevó a no vacunar a su hijo, quien es un niño totalmente sano. Antes  de radicar acá sólo se trataba con antibióticos. Recuerda que desde que empezaron los rumores de Covid en otros países “empezamos a tomar  medidas y teníamos el sistema inmunitario protegido.

“No tenemos servicio de agua, así que acarreamos de la cisterna y el pozo, la batea está fuera de la casa  y ahí nos lavamos las manos. Entramos a casa sin zapatos, las cosas que compramos la rociamos con agua y cloro.  No tengo idea de cómo nos contagiamos”, expresa.

Desde su experiencia es importante ver a la salud como algo integral y no sólo a nivel físico: “Tengo tres años caminando la espiritualidad, a mí me tocó desde la cosmovisión maya. Por eso, no puedo pensar la salud sólo como cuerpo, por ejemplo, para recibir el beneficio de las plantas, siento que necesito estar conectadas con la tierra y el universo. Es fundamental  estar bien en cuerpo y espíritu, es algo que he comprobado en mi vida.

Considera que a raíz de la pandemia debemos tener clara la idea de la salud como algo integral, no sólo para enfrentar al Covid, sino como parte de la vida. “Buscar el equilibrio, las buenas relaciones con la madre tierra, con nosotras mismas y con los demás”.

Recomienda “No tener miedo porque el miedo te borra la capacidad de buscar en ti misma la sanación. Algo que puedo aconsejar es estar preparadas, tomar medidas como tener guantes y mascarilla extra para alguien que te pueda auxiliar en esos momentos”.

Imágenes retomadas de Internet.

Revista Enheduanna

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: