imagen tomada de internet sin fines de lucro.

¿INCLUSIÓN ELECTORAL?

Comparte:

POR: ELIZABETH PATRICIA PÉREZ

CEL: 9671189768

En días próximos se llevará a cabo un ejercicio “democrático” que sitúa a los mexicanos en un papel de poder y decisión para elegir en quienes serán sus gobernantes, ejercicio que todo mexicano@ debe realizar por Derecho constitucional, sin embargo, ¿Cuántos mexicano@s ejercen este Derecho teniendo una limitación física, sensorial o mental?,  las personas que viven una situación de discapacidad sociohistorícamente siempre se encuentran relegados en la posibilidad de participar en la vida política y social en la que se desenvuelven.

Desde la Convención Internacional sobre los Derechos Humanos de las Personas Con Discapacidad, en donde México y Chiapas las han ratificado se menciona que la igualdad y equiparación de oportunidades “debe” ser para todos los individuos independientemente de su signo de “discapacidad”; por ello, los organismos encargados de poner en práctica para que las PCD puedan votar y ser votados suelen o desean  siempre prevenir todas las adecuaciones necesarias para ejercer este Derecho sin los mayores inconvenientes.

Ya hace algunos años atrás se han ido instaurando ciertas modificaciones para dar las facilidades necesarias a esta población, sin embargo, se denota establecer mecanismos de accesibilidad que no solo se refiera a las boletas electorales (siendo ésta la considerada de mayor importancia) sino de establecer de igual manera las adaptaciones requeridas para poder accesar y emitir el voto.

Por ejemplo, en el caso de la limitación visual se han establecido las boletas con plantillas Braille, no obstante, no se preveen las barreras arquitectónicas con que generalmente nos topamos al momento de ir a votar.

Para estas elecciones 2018, se preveen las siguientes  modificaciones:

A las personas con limitación auditiva se les brindará asistencia por medio del Lenguaje   de Señas Mexicana (LSM),o escrita, a las personas ciegas o débiles visuales podrán solicitar una boleta con plantilla Braille o bien pedir la asistencia con una persona de su confianza, y no deberán tener  ningún problema si van acompañados por un perro guía, para las personas con limitación en sus extremidades se contará con un sello y un cojín de tinta para que con el puño o con el brazo puedan marcar la boleta electoral,  para las personas con limitaciones motriz (en silla de ruedas), talla pequeña o adultos mayores se diseñará una base porta urnas para que no tengan detalles al emitir el voto, todas ellas no deberán o tendrán que hacer la fila para la misma.

Desde la perspectiva discursiva esto suena que realmente se esta previendo los inconvenientes con las que algunas personas con limitación podrían encontrarse para ese domingo primero de julio, ahora bien, ¿Qué pasa con las otras limitaciones, es decir, con aquellos con alguna limitación de carácter mental  o consideradas como limitaciones sociales?

En este sentido, también es importante recalcar que no solo es necesario realizar las adecuaciones correspondientes en cuanto a boletas electorales o el hecho mismo de emitir el voto, sino, es de suma importancia considerar las adaptaciones y la accesibilidad para poder llegar y emitirlo, en el caso concreto de Chiapas, generalmente las urnas son colocadas en los centros educativos o salones de usos múltiples de la colonia o sección en cuestión,y que en su mayoría éstas no se encuentran adaptadas para las personas en situación de discapacidad. Desde el hecho de no contar con rampas, edificios de difícil acceso, por mencionar algunas.

De las supuestas estrategias a considerar para las personas en situación de discapacidad, en lo personal me genera muchas dudas en cuanto a esta intención, ya que  por ejemplo; no existen muchas personas que realmente puedan fungir como traductores de LSM para brindar una buena y mejor asistencia, lo que me conlleva a otra duda, ¿Cuántas personas realmente manejan el sistema Braille?, y quizás si nos hiciéramos la pregunta del millón, ¿Cómo se estará manejando todas estas supuestas estrategias en las comunidades indígenas y más si éstas no saben leer ni escribir?,si deseamos hablar de inclusión social hacia todos los sectores de la sociedad, es importante comenzar a descentralizar a la “discapacidad”, y no solo pensar en mecanismos que busquen beneficiar a la zona urbana.

Cabe recordar que el INE como la IEPC, son instituciones casi independientes que a la par ambas debieran ya estar previendo todas las adecuaciones necesarias para generar la inclusión electoral, sin embargo, creo que el INE son quienes lo están considerando;   El 1 de julio se estará votando por presidente de la república, gobernadores, diputados, senadores, diputados locales y ayuntamientos, y que en el caso de la limitación visual, las únicas con plantilla Braille serán para las de presidente de la república, y entonces, ¿Dónde quedan las adecuaciones?.

Bueno, quizás las respuestas las encontremos hasta ese día y darnos cuenta que si realmente las PSD  son considerados para este ejercicio considerado como trascendental y desde allí percibir si todo lo planteado no remite únicamente a una efervescencia política que considera a las PSD como un medio para aparentar una supuesta INCLUSIÓN ELECTORAL  cuya inequidad y participación social siga excluyendo a quienes vivimos algún tipo de limitación.

Revista Enheduanna

, , , , ,

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: